En esta casa de 50 m² se ha optimizado el espacio y la iluminación

Aquí viven Pablo, un joven arquiteco, con su pareja.

Piso de 50 metros: Salón con sofá gris
Pablo Sarabia

Era una casa de 50 m2, deteriorada y con una distribución muy compartimentada. Ahora, tras una acertada reforma, ha ganado más luz y espacios funcionales.

Pablo Gómez y su novia, Sara, buscaban una casa que pudieran diseñar a su gusto. Él es arquitecto y desde Rez, su propio estudio, proyecta obras y reformas integrales, por lo que convertir un piso antiguo y oscuro en una vivienda moderna y luminosa no le resultaría complicado. "Cuando te dedicas al mundo de la arquitectura, es fácil ver el potencial de un espacio", cuenta Pablo. "Compré la casa antes de que mi novia pudiera ir a verla. Cuando fue, pensaba que había sido una mala decisión. Así que le dije que hasta que no terminaran las obras, no podía volver. Ahora está enamorada de nuestro precioso apartamento".

Salón con vigas vistas

Las vigas de madera originales de la casa se restauraron y se dejaron a la vista, para que dotaran a los ambientes de un plus de calidez.

La mesa de centro y el papel pintado son de Ferm Living. Plumas decorativas, de Zara Home.
Pablo Sarabia
ZONAS DE ALMACENAJE: Bajo la ventana se realizó un armario a medida y en el alféizar se colocaron libros y plantas.
El sofá es de Maisons du Monde. Los cojines y los jarrones son de Zara Home.
Pablo Sarabia

El salón no es muy grande. Por eso se eligió un sofá de dos plazas que no agobiara el espacio.

Una cocina muy luminosa

En la reforma, proyectada por Rez Estudio, parte del tabique que separaba la cocina del salón se recortó y se sustituyó por uno de cristal. De esta forma, los dos espacios quedan visualmente conectados y se ganó amplitud.

Pablo Sarabia
BLANCO Y NEGRO. En la cocina, con muebles en dos acabados, se logró un look estiloso, con mucha fuerza.
La lámpara es de Faro.
Pablo Sarabia

La isla que acoge la zona de cocción se rodeó con una barra de madera diseñada por Rez Estudio y que hace las veces de mesa de comedor.

Dormitorio en tonos neutros y azul

En el dormitorio principal domina el color azul y, sin embargo, su presencia es puntual: en una mezcla de cojines y plaids y en el cuadro que decora la pared del cabecero.

Los cojines y plaids son de Ikea.
Pablo Sarabia

SERENIDAD MÁXIMA. El cuadro, un paisaje marino en tonos azules, inspiró la decoración de este cuarto.

Cuarto de baño con zonas independientes

En el baño, el inodoro se separó con un murete de obra a media altura y la cabina de ducha se revistió de un color diferente al del resto del espacio.

Las toallas y los accesorios son de Zara Home.
Pablo Sarabia

La pared que está sobre el lavabo es un retranqueo que se revistió con espejo para multiplicar la sensación de espacio y luminosidad.

Ejecución de las obras de reforma

El hecho de estar en la última planta del edificio era uno de los puntos fuertes de toda la construcción. Pablo lograría dotarle de luz natural, aunque se tratara de un piso interior. El primer paso fue tirar todos los tabiques y trazar una nueva distribución que aprovechara, no solo sus 50 m2, sino también los huecos de la fachada al patio interior. Además, para no abigarrar, apostó por revestimientos en tonos claros que agrandan los espacios visualmente: laminado de roble en el suelo y pintura lisa blanca en las paredes. "En el salón, empapelar uno de los frentes me pareció un recurso interesante para diferenciar distintas zonas sin llenar el espacio", asegura el arquitecto.

Pablo Sarabia
Tras la reforma, los 50 m2 de este pequeño piso madrileño se distribuyen en un pequeño salón, una cocina con el comedor integrado, dos dormitorios y un cuarto de baño amplio.

La decoración de la casa

Sencilla y cómoda, así deseaban los dueños que fuera su casa y dedicaron mucho tiempo a escoger sus nuevos muebles. Buscaban piezas que aportaran un toque actual sin restar protagonismo a la reforma, y que, además, fueran diseños nada recargados. Los detalles y complementos los fueron comprando poco a poco. Estos elementos, así como los cuadros originales y las láminas de Desenio, son el colofón a una decoración personal, funcional y cuidada hasta el mínimo detalle. Un acierto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas