Cuando uno piensa en la Toscana, no puede evitar sentir la nostalgia de los pueblos de antaño. Aquellos parajes que dieron sentido a nuestra niñez, donde las puertas se mantenían abiertas sin el más mínimo atisbo de miedo. Por suerte, la Toscana sigue manteniendo vivo ese encanto en la actualidad. No hay más que ver las fotos de los viajeros, maravillados ante las infinitas fachadas de piedra, alegremente decoradas con flores...

Y en ese idílico ambiente, concretamente, en la localidad de Prato, se encuentra esta antigua casa de 110 metros cuadrados, reformada a manos de Pierluigi Percoco y Alessia Bettazzi, del Estudio de Arquitectura B+P, para adaptarse a las necesidades de la vida moderna.
En la cocina, los tonos claros conviven con el revestimiento cerámico de la pared, mientras la isla central se convierte en el núcleo alrededor del cual se desarrolla la vida doméstica.

Darragh Hehir
Darragh Hehir
Darragh Hehir
Con la búsqueda de la luz y la ligereza como claves del diseño, la planta baja se transformó en un único ambiente.
Darragh Hehir

Por otro lado, las piezas de diseño contemporáneo contrastan con los muebles tradicionales, y la paleta cromática dota de ligereza a la austeridad de la piedra. Algo que también se consigue gracias a los suelos de madera, aclarados y pulidos con respecto a su estado original.

Darragh Hehir

Para permitir una entrada de luz óptima, se eliminaron los elementos superfluos que constituyeran una barrera, pero también se jugó con los trucos ópticos, como el espejo que amplía notablemente el espacio gracias al reflejo.

Darragh Hehir

En el altillo, el muro original se reemplazó por un vidrio que permite percibir la profundidad del espacio y el desarrollo del techo con vigas de madera expuestas.

Darragh Hehir
Darragh Hehir
Darragh Hehir
Para acceder a esta zona concebida para el relax, se dispuso una escalera de madera y metal en el comedor.
Darragh Hehir

Darragh Hehir

El dormitorio principal está decorado con un papel pintado que, junto a las luces, las obras de arte y los muebles, crean una atmósfera relajada y suave.

Darragh Hehir
Darragh Hehir
Darragh Hehir
Darragh Hehir

El baño, al igual que el resto de la casa, juega con el contraste entre tradición y modernidad, mediante el suelo de cerámica con efecto resina y las paredes de cerámica más tradicional.

Darragh Hehir
Darragh Hehir
Darragh Hehir

http://www.bettazzipercoco.com/