Antes de la reforma, este piso madrileño parecía de otra época

A continuación, una lección magistral de estilo sobre cómo convertir una vivienda anticuada y oscura en un hogar luminoso y chic con aires modernos. ¡Toma nota!

Terraza después de la reforma en el barrio de Salamanca de Madrid
Miriam Yeleq

Como si de una premonición se tratase, cuando Catherine Martin, de Madrid Boutique Properties, encontró este piso ubicado en un edificio de 1920 en el barrio de Salamanca, supo que debía comprarlo.

Los orígenes. A pesar de su pequeño tamaño, con tan solo 68 m2 construidos, la vivienda contaba con un tesoro exterior: una terraza de más de 32 m2 con orientación suroeste. No obstante, al estar compartimentada en pequeños cuartos, el interior resultaba oscuro.

Te interesa: UN MODERNO APARTAMENTO DE 70 M2

Manos a la obra. Con el apoyo de Ana Rodríguez Mendez y Antonia Salvá Llompart, del estudio A&A Arquitectos, concibieron un nuevo diseño distribuido en dos habitaciones, un baño, y un salón comedor con cocina open concept.

Los muebles de terciopelo, como el sofá, son de la firma Menzzo. Cojines, pufs y cuadros, de Maisons du Monde. Mantas, cestas y jarrones, de IKEA.
Miriam Yeleq
Catherine optó por colocar un espejo en el salpicadero que reflejara la luz y diera sensación de espacio. El color blanco de los electrodomésticos y las puertas contribuye a crear continuidad. Mesa de comedor blanca, de IKEA.
Miriam Yeleq

Protagonistas del proyecto. La clave principal de la reforma fue dotar del mismo protagonismo a la terraza y a los interiores, convirtiendo la primera en un espacio útil durante todo el año.

Para lograrlo, Catherine instaló un coqueto comedor bajo un toldo blanco, pensando en los cálidos días de verano; y al otro lado, un rincón chill out con sillas modelo Acapulco de Sklum, un tronco de madera a modo de mesa auxiliar, y un montón de plantas que añaden frescor al ambiente.

Todo ello sobre un suelo laminado de madera, rodeado por piedras blancas que nos transportan a un jardín urbano de ensueño.

Miriam Yeleq
Miriam Yeleq
Los cojines de la terraza, al igual que los del dormitorio, son de Makiwuan Ruana.
Miriam Yeleq
Miriam Yeleq

Dentro de la casa, tuvieron que tirar los tabiques y eliminar el pasillo para conseguir que la luz invadiera cada rincón.

Las lámparas son el modelo Barometer de IKEA, y las mesillas de mármol, de Zara Home.
Miriam Yeleq
El espejo y la silla del pequeño tocador, fueron adquiridos en DecorAcción 2018.
Miriam Yeleq
Las toallas fueron compradas en IKEA.
Miriam Yeleq
La pared rosa del salón es el tono Sulking Room Pink de Farrow and Ball.
Miriam Yeleq
Miriam Yeleq

Ahora echa un vistazo a las fotos del antes...

El dormitorio original no resultaba nada atractivo, igual que el resto de la casa.
Catherine Martin
Catherine Martin
El baño parecía sacado de la serie Cuéntame.
Catherine Martin
Catherine Martin
La terraza tenía potencial, pero no estaba nada aprovechado.
Catherine Martin

Estilismo: Pilar Perea.

https://www.madridboutiqueproperties.com/

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas