Este moderno apartamento antes era oscuro y compartimentado

Una distribución inteligente y recursos constructivos tan imaginativos como eficaces han "estirado" los 70 m² de este piso. Parece mucho más grande de lo que en realidad es... ¡y además la luz lo inunda todo!

Piso de 70 metros: Salón comedor con terraza
Nuria Serrano

La luz manda en esta casa. Es el elemento alrededor del cual se ha planteado su reforma integral y su nueva distribución. Construido en los años 60, el piso estaba muy abandonado cuando lo compraron sus actuales propietarios, una pareja joven sin niños. Les enamoró su claridad y su grandes posibilidades, visualizando rápidamente cómo querían que fuera. La nueva planta debía ser una caja luminosa, moderna y muy acogedora.

Para este proyecto contaron con el estudio de arquitectura e interiorismo de La Reina Obrera, que supo hacer realidad su deseo: disfrutar de una vivienda abierta pero con ambientes independientes. El trazado los conectaría manteniendo al mismo tiempo la separación física y visual. El gran éxito de la rehabilitación se debe a las soluciones de carpintería.

Paredes de cristal. Con ellas se acotaron los espacios y, sin embargo, se abrió paso a la luz para que los inundase. La fórmula fue sustituir algunas paredes por cerramientos de cristal al ácido. Este recurso ayuda a mantener la continuidad y a dar profundidad, aunque con la privacidad necesaria. Así se separaron el salón de la cocina. Y la misma solución se empleó en el dormitorio principal, para incorporar en él un vestidor en suite. En la terraza, por su parte, se instaló una cristalera con hojas deslizantes y plegables en los extremos. Además, no se colocaron estores o visillos: la idea era prolongar el interior hacia la calle sin que nada interrumpiera las vistas.

Para paliar la posible frialdad de la falta de cortinas y la presencia de dos grandes acristalamientos delimitando el salón, se utilizó revestimientos de madera. Este material cálido viste los suelos, así como las paredes y techos, ya que una "piel" de listones envuelve la zona de estar. Con ella se ha diferenciado este área de la del comedor, dándole entidad estética propia. También las puertas del mueble modular del salón llevan ese mismo acabado de listones, y se integran a la perfección en un original conjunto. El color natural, el blanco y el negro, ponen fondo a una decoración que está en función del fin principal: conseguir la máxima fluidez y ligereza visual.

PIEL DE MADERA. Un revestimiento de listones abraza la zona de estar y reviste el techo y la pared frente al sofá. Además, se ha elegido una tarima oscura, para diferenciar el suelo de este área, mientras que en el comedor el pavimento es de madera clara. En primer plano se ve la mesa con vajilla, comprada en Sandra Marcos. Lámpara, de Superstudio.
Nuria Serrano

La paleta cromática ayuda a crear esta atmósfera tranquila y relajante gracias a tonos neutros. A estos tonos se suman azules y verdes refrescantes, reservados a las tapicerías y a la ropa de cama. Solo en ciertos detalles y complementos -cojines- tienen cabida los más cálidos (amarillo, beis, rosa...). Asimismo se echó mano del color como herramienta efectista y diferencial en la cocina y en el baño principal de la casa. Para la primera, se apostó por muebles en dos acabados blanco/madera. En el baño, por su parte, se ha ideado un juego cromático de claro/oscuro, con un revestimiento blanco para el lavabo y gris en la ducha. El contraste es magnífico.

No hay un estilo muy marcado en la decoración. Sin embargo, las carpinterías de puertas y cerramientos con perfiles negros evocan una estética industrial que se refuerza con la selección de muebles de metal -sillas del comedor, taburetes de la cocina, lámparas- con que se ha equipado la casa. El resultado no puede ser más atractivo y moderno.

Echa un vistazo a todos los rincones de la casa:

El salón comedor se orientó hacia la gran terraza. Junto a la cristalera se ha instalado el comedor. Detrás del salón, la cocina recibe iluminación natural a través de la pared traslúcida que los separa.

La mesa, de Metal Raw, se rodea de dos modelos de sillas: las blancas son de Singular Market, y las de tipo industrial, de El Corte Inglés. Alfombra, de Zara Home. En primer término, el estar enmarcado por una alfombra de Zara Home.
Nuria Serrano
MUCHOS COJINES EN EL SOFÁ. Los modelos de Sandra Marcos adornan el sofá, de El Corte Inglés, así como una gran foto, de Yellow Korner. La mesa, de la firma Ikea, se pintó de blanco.
Nuria Serrano

Algunas piezas ponen un sello especial en la decoración, como la réplica de la silla Acapulco, en un potente color clorofila.

Silla de venta en Maisons du Monde.
Nuria Serrano

La firma Panygon realizó el mobiliario de esta cocina, a medida. Combina armarios con dos acabados en blanco-madera. En vez de armarios grandes, se optó por módulos superpuestos hasta el techo. El resultado es muy dinámico y contemporáneo. Una barra volada y dos taburetes forman el comedor de diario.

Los taburetes de estilo retro son de Amazon. Platos y jarra, de Zara Home, y cartel, de Hosten.
Nuria Serrano

El cerramiento que independiza la cocina del salón y la barra de madera han sido realizados a medida por Panygon.

Nuria Serrano
Nuria Serrano

Colores súper relajantes en el dormitorio. Azul celeste y verde esmeralda llenan de tranquilidad el dormitorio. Para sustituir el cabecero, se adornó la pared con una fotografía en gran formato, de Yellow Korner.

Visten la cama, con ropa de Zara Home, estampada en motivos vegetales. El cojín rosa y la manta de terciopelo son de Sandra Marcos, como también lo es la lámpara sobre la mesilla de noche, ésta adquirida en Ikea.
Nuria Serrano

En el dormitorio se ha acotado un espacio a los pies de la cama para instalar un vestidor separado por un cerramiento con el mismo diseño que el de la cocina. Éste tiene dos paneles fijos y uno abatible.

VESTIDOR
Nuria Serrano

Baño en blanco y grafito. Los colores marcan las dos zonas del baño. La cabina de ducha con revestimiento oscuro. La mampara la separa del área del lavabo.

Baño decorado con complementos y toallas de la firma Zara Home
Nuria Serrano

PLANO DE LA VIVIENDA

PLANO
Hearst Infografía

En la superficie común se suceden estar-comedor, y separada por una pared de cristal, la cocina. Los ambientes reciben luz a través de la cristalera de esta última y de la terraza. En la zona privada, los dormitorios están separados entre sí por dos baños. No se desperdicia ni un solo centímetro.

Realización: Eva Baena

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas