Un piso (pequeño) muy bien aprovechado y decorado con un estilo industrial refinado

Al buen uso del color y la certera elección de muebles y recursos decorativos se debe la magnífica estética de este piso, con interiores de aire retro súper refinados. ¡Bravo!

Piso pequeño: SALÓN
Miriam Yeleq

Un piso estándar puede convertirse en un espacio único. Éste se ha llenado de buenas soluciones de distribución que rentabilizan los metros cuadrados y la luz, así como de ideas decorativas brillantes y, sin embargo, nada caras. La casa de David y Raquel, sus propietarios, es un ejemplo de hogar moderno y funcional, pero compatible con interiores súper acogedores. Es lo que ellos querían y el objetivo se cumplió con creces.

UN HALL IMAGINATIVO. En el recibidor, un mueble bajo en laca salmón pone un chispazo alegre y resulta muy práctico como espacio de almacenaje; es el modelo LAU, de Treku. Sobre él luce una caja luminosa y un espejo, de House Doctor. La lámpara colgante, de Liderlamp.
Miriam Yeleq

Una casa con concepto abierto

Para aprovechar todo el potencial de la vivienda, encargaron el proyecto de rehabilitación y decoración a la empresa Acana Interiorismo (www.acanainteriorismo.com), que modificó la distribución planteando una superficie comunicada.

LLAMATIVO CONTRASTE EN EL SALÓN. Los colores del salón crean un fondo potente y moderno: azul es la alfombra de KP que coordina con la pared. El sofá blanco se acompaña de dos pufs cuadrados en un alegre mostaza, todo de Frajumar. El espejo personalizado con marco en forja negra, de Keiblair, y una lámpara en cascada decoran el rincón.
Miriam Yeleq
PAPEL PINTADO Y PINTURA. Para destacar y dar relevancia a una zona del estar, se ha decorado con el papel pintado Concrete Cire, de Tres Tintas. El resultado simula un gran cuadro abstracto sobre el que lucen preciosos apliques. Los muebles son de Dica, y los objetos decorativos, de Ikea.
Miriam Yeleq

Las zonas públicas -salón y cocina- están unidas a través de un gran vano que ofrece amplitud y deja pasar la luz de una punta a otra. Una barra de desayunos y un suelo en color negro que rompe la continuidad del pavimento y delimita la cocina, separa visualmente los dos ambientes.

Elección de color

En la casa predominan los tonos fríos y sobrios, pero bien aderezados con potentes
cálidos. Negro, azul, dorado... es la paleta elegida por los dueños. El salón se ha decorado en azules que, en contraste con los tonos mostaza en accesorios como pufs, resultan muy elegantes. En el hall, un mueble salmón junto a una lámpara negra de estructura metálica hacen de original carta de presentación de la casa. El comedor es el área de transición entre estar y cocina -completamente blanca-, y se ha resuelto combinando sillas de este color y otras en tono madera claro con una mesa oscura, dando como resultado un espacio
muy actual.

UN COMEDOR MUY MODERNO. El comedor combina el mismo diseño de sillas en dos acabados distintos, al que se suma el de la mesa -en madera oscura- lo que hace el conjunto más dinámico. Una estilosa lámpara de globos la ilumina. Bodegón de jarrones. Se llevan en grupo de dos o tres y en distinto color y forma, como éstos de House Doctor.
Miriam Yeleq
COCINA ABIERTA Y CON BARRA. Una composición de módulos Milano 45 en color porcelana, de Dica, forma un frente compacto de armarios sin tiradores. En este conjunto se integra el frigorífico AEG y los electrodomésticos, de De Dietrich. La barra de desayunos separa la cocina y el salón, y se ha iluminado con una hilera de lámparas, de la firma IconsCorner. Para el suelo se ha elegido cerámica oscura para delimitar la cocina. Modelo Tectonic Antracita, de Saloni.
Miriam Yeleq

En zonas privadas, como el dormitorio, se ha intentado guardar la continuidad con el resto de la vivienda, aunque se ha creado en él un paréntesis de calma y sosiego. Un refugio en el que descansar. De hecho, la cama es el elemento estrella, y para resaltar el precioso cabecero se forró esa pared con papel pintado en tonos blancos. Este revestimiento se ha utilizado también en el salón para conseguir de una manera fácil efectos impactantes... ¡y se han logrado sin duda!

EN EL DORMITORIO, SERENOS AZULES. La cama es la protagonista, con su cabecero en polipiel con gallones, realizado en Tapicería Pedro Macías. Destaca sobre el papel pintado blanco Lena White, de Khroma. El sencillo plafón ofrece luz de lectura y es de la firma Aromas. Una original escalera de forja, de Keiblair, hace de mesilla-librería y expone objetos, como los cactus blancos. Al lado, una cómoda de AM, completa el mobiliario.
Miriam Yeleq
ESPACIO DE ALMACÉN EN EL BAÑO. En este mueble amplio, con cajones y un singular diseño, se guarda todos lo necesario en el cuarto de baño. Es de Dica, modelo Milano 45, en cemento y gris humo, y la grifería mural, de Tres. El espejo está retroiluminado.
Miriam Yeleq

Lámparas... ¡Brillantes!

En cuanto al estilo industrial que deseaban David y Raquel, se ambientó no solo gracias a la paleta cromática, también a los muebles de metal y hierro, como la librería del dormitorio o los taburetes o lámparas que iluminan la barra de la cocina. Éstas y el resto de las de la casa, con bellas formas escultóricas, de firmas como Creative Cables y Aromas (en salón y comedor), Liderlamp, IconsCorner, etc. Un elemento estético de primer orden en este joven hogar tan cálido, acogedor y bonito.

Plano de la casa

No hay un rincón desaprovechado gracias a una planta de espacios encadenados que rentabiliza metros disponibles y luz. El paso entre ellos es fluido y muy cómodo: la vivienda parece con esta distribución mucho más grande de lo que en realidad es. ¡Genial!

PLANO
Miriam Yeleq
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas