Un piso con una distribución funcional y de estilo moderno con vistas a la sierra

Con la reforma de este piso se logró aprovechar sus vistas a la sierra de Madrid, diseñar una distribución más funcional y crear ambientes modernos y cómodos.

Casa con vistas a la sierra: Comedor con vistas
Miriam Yeleq

Vivir cerca del centro de Madrid y disfrutar de unas privilegiadas vistas a la sierra es un auténtico lujo que los propietarios de esta vivienda, una pareja con un hijo, supieron ver y apreciar. Sin duda, la ubicación es uno de los grandes atractivos de este piso, que además es amplio y luminoso. Por eso, el día que la interiorista María del Valle visitó el piso por primera vez enseguida vió su enorme potencial. Los dueños confiaron en su estudio, María del Valle Interior Staging, para diseñar una nueva casa, con una distribución más funcional y acabados de calidad que le dieran un look moderno y cálido.

POTENCIAR SUS CUALIDADES

Con el objetivo de sacar el máximo partido a los puntos fuertes de la vivienda,
el estudio de interiorismo se puso manos a la obra.

Los casi 150 m2 de la casa estaban organizados en cuatro habitaciones no demasiado grandes y dos terrazas mínimas. Además, los cerramientros eran oscuros y de muy baja calidad, y los cristales, pequeños, con lo cual se limitaba la entrada de luz. En la reforma se tiraron tabiques para ampliar los dormitorios y se integraron las terrazas al interior de la vivienda.

PLANO DE LA CASA. La vivienda se distribuye en un salón de planta irregular, con zona de estar y comedor; tres dormitorios, dos baños, un aseo y una estupenda cocina con tendedero. El piso creció al unirle dos terrazas Desaprovechadas: una al gran área social, y otra, a una de las habitaciones.
Miriam Yeleq

Los cerramientos originales se sustituyeron por otros nuevos de aluminio lacado en blanco, con rotura de puente térmico, para evitar la condensación y el paso de frío o calor del exterior. Las obras también se aprovecharon para actualizar los revestimientos. Así, se instaló un parqué de roble natural americano en toda la casa, excepto en la cocina y los baños, donde se instaló un porcelánico de gran formato. Las paredes, con gotelé, se alisaron y se pintaron en tonos naturales y luminosos.

AMBIENTES ACOGEDORES

El estudio María del Valle Interior Staging se encargó también del proyecto de interiorismo.

ATMÓSFERA ACOGEDORA EN EL SALÓN. Los tonos tostados de las tapicerías, la madera del suelo y la textura de la fibra vegetal de la alfombra suman calidez al salón. La mesita auxiliar es de María del Valle Interior Staging. Lámpara, de Kartell. Los cojines son de Kenay Home.
Miriam Yeleq

Con la premisa de crear ambientes modernos pero, sobre todo, acogedores, donde los dueños se sintieran realmente a gusto al llegar a casa después de un día de trabajo, se procuró no agobiar los espacios con piezas innecesarias. Muebles antiguos, de herencia familiar, se combinaron con diseños actuales, muchos de ellos diseñados por el estudio de María del Valle, como el sofá
y la mesita auxiliar de la zona de estar, la mesa de comedor y el cabecero, las mesillas y los armarios del dormitorio principal, entre otros.

CONJUNTO ARMÓNICO EN EL ESTAR

En la decoración del salón, al igual que en el resto de la casa, muebles de línea actual se combinaron con piezas antiguas heredadas, como las dos butacas que cierran la zona de estar. El frente del sofá se decoró con un cuadro de Canogar y la pared se pintó con un tono que coordinara.

El sofá es de María del Valle Interior Staging y la mesa de centro es de Becara.
Miriam Yeleq

Las telas y tapicería, en tonos neutros, lisas y sin estridencias, contribuyen a crear ese aire de serenidad que se respira en toda la casa.

EXTRA DE LUZ Y ESPACIO EN EL COMEDOR

Integrar las dos terrazas con las que contaba la vivienda permitió transformar el interior en estancias amplias, luminosas y desahogadas, con una nueva distribución más cómoda.

En el salón, el espacio ganado se reservó para ubicar la zona de comedor, con una mesa de María del Valle Interior Staging, y sillas, de Kartell. Estores, de Corticenter; vajilla y jarrones, de Kenay Home.
Miriam Yeleq

TONALIDADES CLARAS EN LA COCINA

En la decoración de la cocina se apostó por una estética moderna, con muebles de líneas depuradas, acabados limpios y electrodomésticos de acero.

Los armarios son de la firma Santos. La campana es de Pando, y el fregadero, de Franke. Revestimientos, de Keops. El frutero blanco es de Comportha Deco.
Miriam Yeleq

La cocina se renovó por completo. El estudio María del Valle Interior Staging diseñó una distribución que permitiera contar con una zona para desayunos y comidas de diario.

El suelo gris rompe con el blanco de muebles, azulejos y encimera.

AL FINAL DE LA ENCIMERA. La mesa, de Ikea, se situó adosada a la pared para no obstaculizar el paso. Las sillas son de Casa y Campo.
Miriam Yeleq

DORMITORIO SOBRIO Y ELEGANTE

Se eliminó el tabique que separaba dos habitaciones contiguas para crear un único dormitorio. En su decoración, se combinaron diferentes tonalidades de gris con pinceladas amarillas.

El cabecero, con tapicería de Pepe Peñalver, es un diseño de María del Valle Interior Staging. Pufs, cojines y alfombra, de Comportha Deco. La colcha es de Kenay Home.
Miriam Yeleq

RADIADOR OCULTO

Se diseñó un mueble sencillo, con rejillas, para dejar salir el calor y estantes integrados.

La pared que independizaba el dormitorio del baño se sustituyó por una hoja fija y una puerta corredera de cristal al acido. Con esta solución, se logró conjugar intimidad, luminosidad y gestión del espacio.

Miriam Yeleq
ZONA DE LAVABO. Sobre la encimera volada, se colocaron dos lavamanos cuadrados y grifería empotrada, muy actual. El retranqueo de la pared se aprovechó con armarios de poco fondo.
Miriam Yeleq
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas