Un apartamento con vistas al mar en Palma de Mallorca

En cuanto veas este apartamento con piscina en Palma de Mallorca, ¡querrás mudarte ipso facto!

Apartamento diseñado por Yolanda Cubo Suau
Tony Martos

Todas las casas generan emociones, es inevitable. La iluminación, la gama de tonos, el estilo de los muebles... Cada detalle cuenta. Y este apartamento con vistas al mar en Palma de Mallorca, no podría dejar mejor sabor de boca.

Su propietaria, la interiorista Yolanda Cubo, vio claro el potencial del espacio, y decidió reformarlo para hacerlo a su medida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Se trata de un apartamento situado en la sexta planta de un complejo residencial con piscina, construido en los años 90 y orientado al sur. No obstante, las calidades originales eran muy buenas, así que solo hubo que actualizarlo.

La restauración de elementos originales, como la tarima de roble o el mármol en los baños, la original selección de papeles, y el panel tridimensional diseñado como cabecero en el dormitorio principal, son las claves de esta reforma que apuesta por integrar tendencias sin sobrecargar los espacios.

Tony Martos

Nada más entrar, la luz nos da la bienvenida, transmitiendo una atmósfera de paz y tranquilidad mientras contemplamos el estilo ecléctico pero equilibrado del interior, bañado con la frescura y los colores del Mediterráneo.

En cuanto a la distribución de la planta, no fue preciso ningún cambio, puesto que se adaptaba muy bien a las necesidades de Yolanda.

Tony Martos

Al no disponer de pasillos, la propia entrada funciona como distribuidor, que a su vez se encuentra abierto al salón recibiendo toda la luz. Además, posee una acogedora terraza con vistas al mar y al Paseo Marítimo de Palma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tony Martos

El salón comedor es un espacio versátil, pensado para que los muebles puedan moverse en función del momento.

Tony Martos

El escritorio es el modelo Origami de Ethnicraft, y junto a la lámpara suspendida de Verner Panton, un diseño original de los años 60, se convierten en las dos piezas estrella de esta zona.

Tony Martos

Destaca también la cuidada selección de la iluminación con apliques que hacen un efecto eclipse, como el modelo Funnel de Vibia, la luminaria de suspensión IC de Flos, y la lámpara de lectura de Falper.

Por otro lado, la alfombra de lana Ava, de Safavieh, aporta calidez, y el modelo de piel de vaca de Kare, añade mucho estilo y frescura. De Safavieh New York son también las sillas tapizadas en lino de color azul mar, y una camarera circular dorada con espejos vintage.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tony Martos

Para el femenino dormitorio en tonos rosas, Yolanda diseñó un original cabecero utilizando las molduras Cubi de Orac, consiguiendo un efecto 3D.

Tony Martos

Las lamparitas que reposan a ambos lados de la cama se adquirieron en Arne Jacobsen; y el espejo retroiluminado es diseño propio, al igual que el tocador, cuyo aplique es el modelo Glo-ball de Flos.

Tony Martos

El mobiliario de la cocina se diseñó en roble natural. Gracias al ventanal y a su entrada independiente, se convierte en un espacio cómodo y muy cálido.

Tony Martos
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En los baños se optó por restaurar el mármol original, y los muebles que estaban hechos a medida se lacaron en gris, un tono más acorde con la gama cromática del resto de la casa.

Además, las paredes se revistieron de microcemento blanco con un toque nacarado, consiguiendo un efecto atemporal y elegante.

Tony Martos

El resultado es una vivienda con estilo propio inspirada en los colores de la isla, con auténticas piezas vintage, respetando elementos originales. Todo en un delicado equilibrio para una nueva etapa.

Información e interiorismo: Cortesía de Yolanda Cubo Suau

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas