Antes y después: Este viejo piso de 1962 es ahora el más moderno del barrio

Con 60 metros cuadrados y en pleno centro de Barcelona, este apartamento vive su segunda juventud.

Piso reformado en Barcelona: DESPUÉS: Salón cocina y recibidor.
Cortesía de Sébastien Robert

Este piso en pleno centro de Barcelona, entre la plaza Catalunya y la plaza Urquinaona, estaba muy compartimentado y era oscuro, así que cuando le encargaron a Sébastien Robert, interiorista especializado en HomeStaging, lo primero que se planteó fue abrir espacios, derribar paredes (5 en total) y lograr ambientes luminosos y amplios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
ANTES: Plano.
Cortesía de Sébastien Robert

Decidió prescindir de una de las habitaciones, abrir la cocina al salón y cambiar de lugar el cuarto de baño para así darle más metros a la terraza.

DESPUÉS: Plano.
Cortesía de Sébastien Robert

Para muestra un botón: El salón era pequeño y oscuro, y los viejos muebles no ayudaban nada a que el espacio pareciera más amplio.

ANTES: Salón.
Cortesía de Sébastien Robert

¿Anticuado, verdad? Echa un vistazo a continuación y descubre cómo quedó la casa tras la acertada reforma.

DESPUÉS: Salón cocina y recibidor.
Cortesía de Sébastien Robert
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando empezaron las obras de reforma descubrieron los maravillosos techos con bóvedas.

DESPUÉS: Salón comedor con terraza.
Cortesía de Sébastien Robert
ANTES: Salón y comedor.
Cortesía de Sébastien Robert
DESPUÉS: Terraza.
Cortesía de Sébastien Robert
ANTES: Terraza.
Cortesía de Sébastien Robert

Sobre la decoración, nos cuenta Sébastien, quiso demostrar que no hace falta una gran inversión para crear espacios bonitos y confortables. En total no se gastó más de 2.500 € en muebles y pintura. Claro que este ejemplo de Home Staging es una "puesta en escena", pero hay ideas geniales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
DESPUÉS: Salón con chimenea.
Cortesía de Sébastien Robert

La chimenea encastrada es de etanol (200 €).

ANTES: Cocina.
Cortesía de Sébastien Robert


Por menos de 200 € la cocina parece salir de una revista... Solo hizo falta un bote de pintura azul báltico (20 €), 4 lámparas de techo (100 € en total) y algunos utensilios.

DESPUÉS: Cocina.
Cortesía de Sébastien Robert
DESPUÉS: Cocina (frente de cocción).
Cortesía de Sébastien Robert
DESPUÉS: Recibidor.
Cortesía de Sébastien Robert
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El nuevo mueble del recibidor con sobre de madera y pie de hierro costó menos de 40

ANTES: Recibidor.
Cortesía de Sébastien Robert
DESPUÉS: Dormitorio.
Cortesía de Sébastien Robert
ANTES: Dormitorio.
Cortesía de Sébastien Robert

En el dormitorio se ganó mucho espacio al prescindir del vestidor, el resultado un espacio de 17 metros cuadrados, amplio y luminoso.

ANTES: Dormitorio.
Cortesía de Sébastien Robert

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
DESPUÉS: Dormitorio (zona de cama).
Cortesía de Sébastien Robert
DESPUÉS: Cuarto de baño.
Cortesía de Sébastien Robert

La única pieza que se conserva del antiguo piso es el lavabo que tiene más de 60 años.

DESPUÉS: Zona de ducha.
Cortesía de Sébastien Robert

En palabras de Sébastien Robert: "Doy mucho importancia a los colores en mis Home Staging. Los colores permiten dar una función a cada espacio y permitir a los visitantes recordar cada estancia del piso. En el espacio principal, he elegido delimitar visualmente los ambientes con pintura verde/azul para el comedor, y papel pintado para la parte de salón. He elegido pintar la terraza en amarillo para demostrar al (futuro) comprador que puede sentirse todavía en verano."

¡El piso se vendió en dos semanas!


Proyecto e información de www.sebastien-robert.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas