Esta estupenda casa en la Costa Brava cambió para disfrutar de la luz y las vistas

Esta casa, situada en la costa del Mediterráneo, se reformó manteniendo su esencia indiana centenaria, pero dándole un toque contemporáneo muy acogedor.

Casa en la Costa Brava: Salón con terraza
José Luis Hausmann

Los propietarios de esta vivienda buscaban una casa donde reunirse y disfrutar en familia, y la encontraron en pleno corazón de la Costa Brava. Se trataba de una construcción centenaria -antigua propiedad de indianos- y, aunque estaba en buen estado, sí necesitaba
un lavado de cara para presumir de un aire renovado y fresco.

La familia encargó el proyecto de reforma y decoración al estudio de arquitectura e interiorismo Dröm Living, que debía dotar a los ambientes de un nuevo diseño interior, cálido y relajante.

FONDO DE REALCE

La casa pedía a gritos una optimización de la luz natural. Así, las paredes se pintaron en un tono blanco roto, que jugó el papel de lienzo sobre el cual se fueron ubicando los diferentes elementos apropiados para cada ambiente: piezas de madera, roten y esparto, tejidos naturales y pinceladas de color azul.

PASO FLUIDO. La unidad visual de salón y cocina se logró gracias a la continuidad del suelo y al frente de armarios lacados en el mismo color de la pared. El cesto con plantas es de Bossvi.
José Luis Hausmann
VISTAS AL EXTERIOR. Con un cerramiento acristalado, el salón es un espacio con buena panorámica y gran luminosidad. La zona de asientos se organizó frente a una imponente chimenea de líneas depuradas, del mismo material y acabado del suelo: mármol travertino. El sofá es de Dröm Living y la mesa de centro, de Paletto's Furnature. Las butacas, la mesa auxiliar y la alfombra son de Sacum.
José Luis Hausmann
EN LA TERRAZA. Se creó una agradable zona de estar con un encantador aire mediterráneo. La mesa y la silla son de Maisons du Monde; los cojines, de Calma House, y el cesto con mimosa, de Bossvi.
José Luis Hausmann
MEZCLA ARMÓNICA. En el comedor, la mesa de madera natural, de Dröm Living, se acompañó de sillas del mismo material -caña-, pero de estilos y colores diferentes. Son de las tiendas Versmissen, Maisons du Monde y Decoración Vintage. Las lámparas de techo son de Home Vintage.
José Luis Hausmann

Se conservó el suelo original de mármol travertino en la planta baja, si bien en la primera se sustituyó por un laminado en tonos blancos que dota a los dormitorios de gran calidez. En la cocina, el cambio fue radical. Además de abrirse al salón, se renovó con prácticos armarios de madera lacada en blanco, y Silestone oscuro en la encimera y el frente de trabajo.

CONTRASTE LIMPIO. Para la cocina se eligieron muebles con puertas alistonadas lacadas en blanco, de Dröm Living, y una encimera en color marrón topo. En las baldas, cestos de fibra, de Muy Mucho y Calma House.
José Luis Hausmann

INTERIORES CON ENCANTO

El estudio Dröm Living consiguió recrear una atmósfera cálida y muy hogareña, con un sutil eclecticismo: piezas antiguas de la familia se combinaron con muebles diseñados a medida, como la mesa del comedor y el cabecero de la habitación juvenil, así como detalles con un atractivo aire vintage. El resultado son ambientes frescos y dinámicos donde apetece quedarse.

CON DOS CAMAS. En el cuarto infantil se creó un encantador estilo rústico, muy sencillo, con un cabecero de esparto, de Dröm Living. Las fundas nórdicas son de Filocolore, y los cojines, de Calma House. La mesita de noche, de Maisons du Monde.
José Luis Hausmann
ESTILO MEDITERRÁNEO. En el dormitorio principal se apostó por el color blanco en paredes, techo y tejidos. Con los muebles realizados en madera, los estampados de la alfombra y los cojines se logró un look étnico y ligero. Cabecero, de Dröm Living; cuadrantes, de Filocolore, y Cado. Colcha a rayas y cojines, de Calma House.
José Luis Hausmann

El microcemento en tono gris da mucha personalidad al baño.

EN CONTRASTE. En el baño del dormitorio principal se combinaron diseños y acabados contemporáneos, como el mueble de lavabo y el microcemento que reviste tanto las paredes como el suelo, con piezas rústicas, como el espejo y el taburete; ambos, de Maisons du Monde.
José Luis Hausmann
PLANOS. La vivienda se distribuye en dos alturas. En la planta baja se ubicó una gran zona común, con salón, comedor y cocina, además de una habitación con baño. La primera planta se reservó para otros dormitorios y baño.
Hearst Infografía

Realización: Olga Gil-Vernet.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas