Un ático madrileño para un alma creativa

Si no fuera porque se trata de una vivienda particular, ¡pensarías que estás en una galería de arte!

Ático reformado en Tetuán
Ricardo Aranda

Cuando el estudio de arquitectura Martín Peláez visitó por primera vez este ático con terraza del barrio madrileño de Tetuán, se encontraron con una vivienda excesivamente compartimentada, dividida en tres alturas.

La casa, con una superficie de 55 m2 y 14 m2 de terraza, contaba con nueve estancias independientes, así que el planteamiento de la reforma se centró en concebir un solo espacio continuo, manteniendo el baño como el único recinto cerrado, ya que la propietaria buscaba un diseño diáfano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ricardo Aranda

Al ser coleccionista de arte, el espacio se convirtió por sí solo en una especie de museo bajo la sencillez de una arquitectura de estilo minimalista.

Ricardo Aranda
Ricardo Aranda
Ricardo Aranda

Para aprovechar al máximo cada rincón, los arquitectos eliminaron el último forjado del altillo original, mantuvieron dos niveles de altura, y prescindieron de la mayoría de los tabiques. El baño fue el único espacio que construyeron cerrado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ricardo Aranda
Ricardo Aranda

Por otro lado, mantuvieron las ventanas originales, así como los radiadores y los dispositivos de aire acondicionado originales, que reubicaron estratégicamente para evitar que molestasen visualmente.

Ricardo Aranda

La cocina, el comedor, el salón, el despacho y la terraza se encuentran en el primer piso, mientras que el dormitorio, el vestidor y el baño se sitúan en el segundo nivel.

Ricardo Aranda
Ricardo Aranda
Ricardo Aranda

Y tú, ¿vivirías en tu propio museo?

www.martin-pelaez.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas