Una casa de campo rehabilitada con maestría

Una rehabilitación magistral logró que esta casa rural —acogedora y especial— se encontrara a la altura del incomparable entorno gallego donde se ubica, la bella Ría de Muros y Noia.

reforma en galicia
CARLOS ARRIAGA.

Antes de mudarse a la Ría de Muros y Noia, María Moreno y su marido —el inglés Rupert Wakefield— vivían en Londres, donde trabajaban en una agencia de publicidad. Pero la vocación emprendedora de Rupert y la pasión por la decoración de María les llevó a comprar una casa para restaurar. Su idea inicial era Ibiza o Barcelona, pero la familia gallega de María vio el momento para acercar a los suyos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
EN PLENA NATURALEZA. Junto a la piscina, el equipo de Balula Studio ideó una estructura de hierro con una cubierta de madera que acoge el comedor de verano. Este espacio se abre totalmente al jardín, un remanso donde relajarse y disfrutar del silencio. Mesa diseñada por Balula Studio. Sillas, de Hanbel. Cojines, de Alfombras Étnicas. Mantel, de Gancedo. Faroles, de Los Peñotes.
Carlos Arriaga
Cualquier espacio mecere ser decorado y estudiado al detalle. ¡El de los desayunos al aire libre, también! Elige una vajilla sencilla y adorna el centro de la mesa con complementos acordes con la época estival. Faroles, de Zara Home.
CARLOS ARRIAGA

La madre encontró una construcción en O Cruceiro de Roo y en solo un par de meses cambiaron la city londinense por la rural Outes. La pareja fundó Balula Studio, que ya cuenta con diferentes proyectos de rehabilitación en su cartera, entre ellos, el de esta maravillosa casa en la playa de Aguieira, de las mejores de Galicia. “La construcción original era el ejemplo perfecto del denominado feísmo gallego”—nos cuenta María Moreno—.

La piscina, con un cómodo acceso escalonado, está rodeada por una zona de solárium pavimentada con madera. Ubicada en un paraje espectacular, es un lugar ideal para refrescarse tras tomar el sol. Tumbonas y mesita, de El Corte Inglés. Toallas, de Zara Home. Cojines, de Alfombras Étnicas.
CARLOS ARRIAGA

En un rincón del porche se creó una zona de estar con un banco de obra en forma de L diseñado por Balula Studio. Se realizó en el mismo color y acabado de paredes y suelo. Alfombra y cojines, de Alfombras Étnicas. Mesitas con patas de madera, de Cube Deco, y metálicas, de Zara Home. Faroles y peces, de Los Peñotes. Aplique, de Naluz.
CARLOS ARRIAGA
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Un edificio de dos alturas, con un bar en la planta baja y tres apartamentos en el primer piso.” Necesitaba una intervención integral: “con el objetivo de crear una casa de alquiler vacacional cómoda y pensando en un público en su mayoría inglés —al que le gustan los espacios amplios—”.

El salón se distribuyó en forma de U, con un confortable sofá de grandes dimensiones con chaise-longue como protagonista del ambiente. Gracias a la combinación de muebles de madera con tonos grises, crudos y azules, se logró una atmósfera serena y elegante. Sofá, de Cube Deco. Mesa de centro, de Asitrade. Alfombra, cojines y manta, de Gancedo. Cortinas, de Leroy Merlin.
CARLOS ARRIAGA
En la planta baja, se creó una gran zona común en la cual se ubicaron el salón, la cocina y el comedor, además de una zona de biblioteca y otra de juego; los ambientes se suceden sin tabiques para potenciar la sensación de amplitud y la luminosidad.
CARLOS ARRIAGA
Mesas, de V Dinastía. Sillas de Hanbel con cojines de Zara Home. Lámparas de techo, de Asitrade. Aparador, de Asia Muebles. Reloj XL, de Maisons du Monde.
CARLOS ARRIAGA
Hazte con dos jarrones en el mismo acabado, pero de diferentes tamaños, y combina flores silvestres con variedades más refinadas, como calas o rosas, para crear una composición sencilla y elegante.
CARLOS ARRIAGA

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lo primero que hicieron fue diseñar una nueva distribución, más abierta. En la planta baja se ubicó una gran zona común, sin tabiques, en la que se crearon diferentes ambientes: salón con chimenea, comedor, cocina, un rincón de biblioteca y una zona de juegos, con una mesa de billar para los días de lluvia.

La primera planta se reservó para situar cuatro dormitorios y sus baños. Las obras de rehabilitación también afectaron a la fachada, que se renovó por completo. Además, se diseñaron el jardín y se hizo la piscina.

Mediante los materiales y la unidad cromática se consiguió que los diferentes ambientes de la planta baja formaran un conjunto equilibrado y armónico y que, aún así, cada zona quedara perfectamente delimitada. Librería de madera, de Asitrade. Sillones de mimbre, de El Corte Inglés.
CARLOS ARRIAGA

Pilares maestros y columnas te ayudarán a delimitar ambientes que comparten el mismo espacio. Píntalos del tono de las paredes para integrarlos en la decoración o bien, en un color que contraste con ellas, si quieres darles mayor protagonismo. Jarrones de cristal verde y alfombra de fibra, de Los Peñotes.
CARLOS ARRIAGA

En la cocina, los muebles y electrodomésticos se organizaron en torno a una gran isla central que acoge un segundo fregadero y hace las veces de barra de desayunos. Cocina proyectada por Balula Studio con muebles de madera pintada y decapada, realizados a medida. Lámparas de techo, de Asitrade. Los muebles blancos de cocina son de IKEA
CARLOS ARRIAGA
Librería de madera, de Asitrade. Sillones de mimbre, de El Corte Inglés. Jarrones de cristal verde y alfombra de fibra, de Los Peñotes. Los muebles blancos de cocina son de Ikea.
CARLOS ARRIAGA
Publicidad - Sigue leyendo debajo

CARLOS ARRIAGA

Muebles y complementos de madera, acabados envejecidos, puertas de celosía, paredes pintadas en blanco, pinceladas en verde y rosa… Todo contribuye a configurar un ambiente fresco y relajante en este dormitorio. Cómoda, de Brucs. Lámpara de mesa y espejos, de Canterano. Puertas de armario, de V Dinastía. Cortinas, de Antonio Ferre. Alfombras de fibra, de Gancedo y estampada, de Alfombras Étnicas.
CARLOS ARRIAGA

En la decoración del dormitorio principal destaca un mix de texturas y diseños: una mesilla de línea clásica, un sillón de fibra de exterior, lámparas colgantes con look retro, una alfombra con motivos geométricos y, a los pies de la cama, una banqueta rústica. Con los textiles en tonos blancos, tostados y amarillos, se logró que el conjunto respirara sensación de unidad. Sillón, de El Corte Inglés. Mesilla, de Zara Home. Cojines, de Gancedo.
CARLOS ARRIAGA

Cabecero, diseñado por Balula Studio, con tapicería de Antonio Ferre. Cojines, de Alfombras Étnicas, Gancedo y Zara Home. Mesilla, de NV Vintage. La lámpara colgante es de la firma Naluz.
CARLOS ARRIAGA

Tanto en el dormitorio principal como en su cuarto de baño, se jugó con la duplicidad para aportar tranquilidad y equilibrio a la decoración. Mueble de lavabo, de Asia Muebles; espejos, de Maisons du Monde y apliques, de Naluz.
CARLOS ARRIAGA
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

CARLOS ARRIAGA

Una bañera exenta es el foco de atención en este cuarto de baño; un espacio amplio, luminoso y cálido, decorado con muebles rústicos de madera en acabados diferentes. Bañera, de Roca. Lavamanos, de Segundo Rey. Mesita auxiliar, de Cube Deco. Cuadros, de Canterano. Escalera, alfombra y jarrón, de Los Peñotes. Toallas, de Zara Home.
CARLOS ARRIAGA

Si vas a colocar un par de alfombras en el mismo espacio, no descartes elegirlas de diferentes patrones y texturas, pero procura que combinen entre sí. Una opción segura es que una de las dos sea un diseño sencillo y liso.
CARLOS ARRIAGA

Si buscas que un espejo acentúe la sensación de amplitud, colócalo de forma estratégica: lo mejor es que refleje un espacio grande, como una habitación o la vista de la calle, nunca frente a una pared vacía. En perpendicular a una ventana, multiplicará la luminosidad.
CARLOS ARRIAGA

Una cómoda antigua se recicló aquí como mueble de lavabo con un acabado decapado muy atractivo. Para ello, lija bien la pieza, aplica una capa de pintura y, cuando esté seca, envejece la madera pasándole una lija fina.
CARLOS ARRIAGA
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras las obras, que duraron un año, Balula Studio consiguió una casa estupenda, pero le faltaba ese toque especial que dan los elementos arquitectónicos originales y que tienen otros de sus proyectos. En este caso, se había tirado todo, pues no había nada que mereciera la pena conservar. Sería el interiorismo el encargado de dotar de originalidad y carácter a todos y cada uno de los ambientes. Sus señas de identidad son, sin duda, los muebles diseñados a medida, la mayoría con un acabado envejecido muy atractivo, y las puertas de paso, tanto de los dormitorios como de los baños, realizadas a partir de materiales de derribo procedentes de un almacén de Madrid. Como hilo conductor de la decoración, se recurrió a una paleta de color en tonos neutros y sobrios, con pinceladas que dulcifican y suavizan. El resultado, una reforma espectacular, con ambientes impecables, en un idílico paraje donde es fácil desconectar y disfrutar del silencio.

Hearst infografía

Hearst Infografía

Realización: Dafne Vijande.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas