El estudio PIPA Interior Design, formado por Paula Balboa y Beatriz Pinto, en colaboración con Luisjaguilar Arquitectura, se encargaron de la reforma de esta vivienda madrileña, ubicada en un edificio de los años 40.

DE CASSETTE. En el diseño del salón, el equipo de Pipa Interior Design incluyó una chimenea de encastre de bioetanol, un un combustible ecológico y natural que no requiere salida de humos de ningún tipo. Se le añadió una embocadura blanca de líneas rectas.
Miriam Yeleq
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La distribución original respondía a la clásica de los pisos antiguos del barrio de Salamanca: una cocina, un baño, dos salones y un distribuidor que conducía a un dormitorio. De ahí, que el punto de partida fuera reorganizar sus 100 m2.

EN TORNO A LA CHIMENEA. En el salón, se colocaron dos sofás de línea clásica con tapicerías actuales, de Nacho de la Vega: uno en color blanco y otro, de terciopelo azul oscuro. En el centro, una mesa de forja y mármol, de Becara. Las mesitas auxiliares son de La Oca. Alfombra, de Benuta.
Miriam Yeleq

ESPACIOS MÁS CÓMODOS
Con la demolición de algunos tabiques, el piso cambió por completo. Se decidió eliminar uno de los salones para ganar un segundo dormitorio y se renunció a parte del distribuidor en favor de otro cuarto de baño. Así, tras las obras, la vivienda cuenta ahora con un salón, dos dormitorios, la cocina y dos baños, además de una terraza de 40 m2, donde se creó un rinconcito de estar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
En la terraza se creó un acogedor rincón de estar con una tumbona plegable rodeada de varias plantas de diferentes alturas.
Miriam Yeleq

LUZ Y COLOR
El proyecto de reforma, además de optimizar los metros disponibles, consiguió dotar a la vivienda de mayor luminosidad. Y es que, al picar una de las paredes del dormitorio principal, se encontraron una gran sorpresa: había dos ventanas tapiadas que, lógicamente, se abrieron. Una vez definida la nueva distribución, las obras se centraron en renovar tanto la carpintería como los revestimientos.

Se eliminó el gotelé de las paredes y se pintaron en un gris muy suave en toda la casa, excepto en el comedor donde se jugó con un tono más oscuro para delimitarlo de la zona de estar, con la que comparte espacio. Se conservó el suelo de parqué original,
que únicamente se lijó y barnizó, en pasillo y dormitorios; en el salón, se sustituyó por una tarima más clarita, que se combinó con un rodapié alto lacado en color blanco, igual que las puertas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
MEZCLA DE ESTILOS. La pared del comedor se pintó de un color diferente al de las demás: un tono gris oscuro que, además de delimitar visualmente este ambiente, contribuye a realzar la decoración. La lámpara de techo moderna contrasta con el clasicismo de los muebles heredados, si bien éstos se actualizaron con una pátina de color blanco.
Miriam Yeleq

CLÁSICO ACTUALIZADO
El interiorismo también corrió a cargo de PIPA Interior Design, que se planteó como objetivo integrar los muebles heredados de estilo clásico con los que contaba la propietaria en decoraciones de estilo actual. ¿Cómo? Además de combinarlos con piezas diseñadas por el estudio de Paula Balboa y Beatriz Pinto, como el cabecero y las mesillas del dormitorio principal o la embocadura de la chimenea, se apostó por una base en tonos blancos y neutros, a la que se añadieron pinceladas de contraste en tonos intensos.

ACTUAL Y LUMINOSA. La cocina, proyectada por Pipa Interior Design, se renovó y equipó por completo. Los armarios laminados en blanco brillo se combinaron con una encimera rosa de Silestone, que aporta el contrapunto cromático. Los muebles son de Bossia.
Miriam Yeleq

Gracias a la mezcla armoniosa de diferentes materiales, tonalidades y texturas, se lograron ambientes serenos y elegantes.

Con 100 m2 y planta en forma de L, la zona más luminosa de la vivienda se reservó para ubicar el salón-comedor, con acceso a una estupenda terraza que recorre la fachada. La cocina y los baños se situaron en la entrada, donde comienza un largo pasillo que conduce a los dos dormitorios.
Hearst Infografía
EFECTO SIMÉTRICO. La decoración de cada lado de la cama se configuró de forma idéntica, con una mesilla de madera blanca, diseño de PIPA Interior Design, una lámpara con pie de cerámica azul turquesa, Better & Best, y un espejo redondo, de Zara Home.
Miriam Yeleq


Realización: Pilar Perea. Fotos: Miriam Yeleq.