La primera pista para saber que este no es el apartamento de una universitaria cualquiera es el vecindario en el que se encuentra: Tribeca, uno de los más caros de Manhattan. Otra pista la encontrarás en el recibidor: no se trata de un póster de la película Desayuno con diamantes, sino de un impresionante mural con estampado de peonías rosas que cubre la pared. Ya en el salón, encontrarás un par de sillas colgantes decoradas con pieles de corderos mongoles, y en la pared, los retratos de sus padres: Lisa Rinna y Harry Hamlin.

Todo comenzó en enero, cuando Delilah Belle Hamlin, aspirante a modelo con más de 600.000 seguidores en Instagram, e hija de dos estrellas hollywoodenses, empezó a estudiar la carrera de Criminología en la Universidad de Nueva York y convirtió este loft en su santuario personal.

Town & Country
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“La luz, los colores... ¡Me encanta volver a casa!”, afirma la joven de camino a un photo shoot en Australia, con toda la sinceridad de la que puede presumir a sus 20 años.

A diferencia de los estudiantes normales, Delilah decoró su piso con RH TEEN, la firma para adolescentes de la marca Restoration Hardware, quienes trabajaron conjuntamente para diseñar sus dos dormitorios con dos baños en un estilo juvenil. “Al principio, quería decorarlo en tonos negros, blancos y grises, pero el equipo de diseñadores sugirió un toque de color”, comenta. “Optamos por el rosa, y estoy contenta por haber tomado esa decisión”. La combinación de texturas también resulta muy femenina, alejada del estilo infantil.

Pero Delilah también incorporó elementos de su propia cosecha, con el gusto que la caracteriza al estar acostumbrada a aparecer en campañas publicitarias y pasarelas de diseñadores como Tommy Hilfiger o Dolce & Gabbana.

Sobre su cama se dispone una lámpara de araña de metal tejida con láminas metálicas, y en el salón, varias fotos que se mezclan con ilustraciones, incluyendo una famosa cita que dice: “No me puedo dormir, pero seguro que puedo soñar”.

KELLY MARSHALL FOR RESTORATION HARDWARE

“Es la primera vez que diseño mi propio espacio, por eso pensé mucho en todo lo que me gustaría que me rodease cada día”, afirma. Mientras tanto, se dedicó a meditar las decisiones con calma en la casa de sus padres en Beverly Hills. “Quería ese nivel de confort, pero a la vez, algo fresco y limpio”, dice, y sus palabras suenan como las de una mujer joven dispuesta a disfrutar de su independencia.