Un piso de alquiler decorado con mucho gusto

Un ático luminoso de 150 metros cuadrados vacío. Así estaba esta vivienda cuando su inquilino se puso en manos del estudio Decor&Me para que convirtiera este piso de alquiler en un espacio confortable para vivir.

image

El estudio Decor&Me, especializado en diseño interior, tomó las riendas de este proyecto en el que era necesario convertir un piso de alquiler vacío en un hogar, en poco tiempo, para que su nuevo inquilino pudiera mudarse cuanto antes con todas las comodidades.

150 metros cuadrados muy luminosos, en una vivienda situada en Sevilla, que se han transformado por completo. Muebles y complementos, desde las piezas de mayor tamaño hasta los detalles deco como el menaje de la cocina o la ropa de cama. ¡Se necesitaba de todo!

El plus: una vivienda repleta de luz, con grandes ventanales en todas las estancias. Decor&Me se ha basado en la paleta más neutra de la rueda cromática: grises, blancos y toques en madera. El color más usado: el azul.

http://decorandme.blogspot.com.es/

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Amplio y familiar

El salón tiene una superficie de 30 metros cuadrados. Espacioso y luminoso. El estudio encargado del proyecto decidió crear una confortable y familiar zona de estar con muchos asientos.

Dos sofás y dos sillones

Sehan colocado un par de sofás, adosados a las paredes, y un par de sillones, diseñados a medida por Decor&Me.

Detalles de la zona de estar

Las mesas de centro son diseños elevables. Una alfombra en tonos grises delimita el área.

Lienzos y cojines, de Ixia. Lámparas,d e Faro y La Forma.

Sillones en azul

Dos sillones con dos reposapiés. Nadie se queda sin asiento en este salón. Todo, frente al televisor.

El comedor, al fondo

Los muebles de la zona de estar combinan madera y laca en color blanco, como los del comedor (en esta imagen se aprecia el estar y al fondo, en otra habitación, el aparador del comedor).

El mobiliario es de Rimobel.

Detalle del mueble del salón

Detalle de la bancada baja de los audiovisuales, ubicada delante del ventanal. Cortinas, de Ikea.

Colores para el salón

El salón se decora en grises, blanco y azul. Aquí, los tres colores presentes en diferentes piezas.

El comedor

El comedor está ubicado en una estancia diferente al salón. Se ha decorado con una mesa extensible y un aparador a juego.

Las sillas están tapizadas en azul. En el techo una lámpara de cuentas de madera, de Keany Home.

En una estancia diferente

En esta imagen se aprecia al fondo el salón.

En la pared, lienzos, de Ixia.

Aparador en el comedor

Un aparador ofrece capacidad de almacén en el comedor. Todo el mobilario mantiene la misma línea de estilo y está acabado en blanco y madera. Es de la firma Rimobel.

El office de la cocina

Un rincón coqueto que pone color en la cocina con las sillas metálicas en verde mint.

El dormitorio principal

En las mismas tonalidades que el resto del proyecto: blanco, gris y azul con dos cuadros abstractos en la pared del cabecero.

Todo coordinado

Las mesillas son de Rimobel. Las lámparas de las mesillas son de Leroy Merlin. El cabecero es un diseño de Decor&Me. Lienzos, de Ixia.

Frente de almacén

Frente de armarios en blanco. Detalle de la alfombra azul en el suelo, de Benuta. Lámpara de techo, de Faro. Ropa de cama, de La Redoute.

El recibidor

En el recibidor se ha colocado una consola de estilo oriental y una composición de tres espejos en la pared. Todo, de Ixia.

El dormitorio juvenil

El protagonista en este ambiente es el color beis de los muebles, combinado con azul turquesa.

Y como mesilla…

En lugar de mesilla, unos cubos en la pared. Mobiliario, de Rimobel. Textiles y lámpara, de La Redoute.

Armarios

La habitación infantil cuenta con un amplio frente de armarios.

Zona de estudio

Rincón de estudio del dormitorio, con escritorio y módulos altos de almacén. Todo en neutro y detalles en azul, como en la silla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo