Un apartamento malagueño low cost

Este mini apartamento tiene historia. ¡Y mucha! La de María, una diseñadora gráfica y de interiores, amante de la decoración, que un día decidió transformar con poco presupuesto su casa en una joya. Y lo consiguió.

Fueron varios los motivos por los que María, lectora de Micasa, decidió renovar la imagen de este apartamento. Propiedad de su padre y en un estado casi de abandono, se animó cuando descubrió los alojamientos tan coquetos que se ofrecían para estancias vacacionales a través de internet. Siempre le había visto las posibilidades a su casa, pero nunca se había decidido a transformarlo en un lugar práctico y acogedor para que los visitantes descubrieran la localidad malagueña en la que se encuentra: Torre del Mar.

María decidió que lo cambiaría por completo con un presupuesto reducido. Como diseñadora gráfica y de interiores, amante de la decoración, restauró los muebles que había, pintó mucho y confeccionó fundas y cojines (con ayuda de su madre). Incorporó detalles decorativos por aquí y por allá y consiguió su propósito.

Después, le puso nombre Quintocuatro, creó una identidad, tarjetas, guías de la zona… todo para crear un alojamiento coqueto, listo para disfrutar.

Una muestra de cómo sin grandes inversiones ni lujos es posible crear un ambiente acogedor, repleto de encanto. Descubre más de su historia en la galería.

Quintocuatro se alquila para estancias vacacionales.
quintocuatroapartamentos@gmail.com
https://www.airbnb.es/rooms/9687995

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un apartamento mini pero completo

Una cocina, un baño, un saloncito con terraza y un dormitorio. Un apartamento perfecto para disfrutar. Lo mejor, la cantidad de luz natural que recibe al entontrarse en una quinta planta. Además, las vistas sobre los tejados son muy agradables.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Distribución alargada

María decidió pintar todas las paredes de blanco, también puertas y marcos. Los muebles los aprovechó, los restauró y ahora parecen otros.

Aquí se aparecia el salón desde la entrada. Un salón de paso. Al fondo el dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón y mini comedor

María quería conseguir un efecto neutro y luminoso, muy natural. Para ello abusó, con acierto, del blanco. Toques en color verde y piezas en madera encajan en el resultado final.

El salón cuenta con un sofá, mesa de centro, mueble para los audiovisuales y, en la zona de paso, un mini comedor con mesa adosada a la pared.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gusto por la decoración

La madre de María siempre ha disfrutado con la decoración y ella lo ha vivido desde pequeña. Quizá por eso desarrolló su pasión y gusto estético y de ahí que decidiera estudiar diseño gráfico, de interiores y escaparatismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles dispares que encajan

Antes de contar con este look tan agradable y desenfadado, el apartamento tenía una mezcla de muebles (la mayoría de ellos acabados en tono wengué), de colores y de decoración, que hacían que desluciera.

Los carteles sobre el sofá (tipo futón), los apliques de la pared en dorado, combinados con la lámpara de techo de diseño retro en blanco y detalles en oro viejo... El conjunto es un acierto.

Los cuadros son obra de María, que trabaja en un estudio de publicidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La terraza

Qué mejor que disfrutar del estupendo clima malagueño desde la terracita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La terraza, con vistas sobre los tejados de la localidad malagueña, se ha decorado con una mesita y sillas en madera y forja y algunas plantas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A lo largo

Un pasillo comunida el recibidor con el dormitorio, pasando por el salón. Adosada a la pared, una mesa tipo consola, que hace las veces de comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina

En la cocina María customizó el mobiliario para que luciera más actual. Pintura e incluso vinilo en la nevera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle de la cocina

Detalle de la zona de cocción de la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio

El único dormitorio de la vivienda es amplio gracias a la elección del mobiliario. En lugar de un armario convencional, al tratarse de un alojamiento vacacional, se ha instalado un vestidor abierto, módulo bajo y estructura para perchas con baldas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La historia de los textiles…

La mayoría de los cojines de la casa los ha confeccionado la madre de María con telas, cintas y pasamanería, procedentes de una antigua tienda que tenía la abuela de nuestra lectora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una entrada verde mint

Ya desde la puerta, el apartamento de María promete. Quintocuatro se encuentra en un pueblecito de la Axarquí, en la provincia de Málaga, concretamente en Torre del Mar. Su ubicación es privilegiada, en pleno Paseo de Larios, en el centro del pueblo. Cerca mucho ambiente, que María intenta acercar al visitante siempre con guías que ella confecciona con lugares para visitar. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Listo para quedarse

Nuestra lectora cuida todos los detalles de este alojamiento para que los huéspedes se encuentren como en casa.

María suele recibirlos con algunas cápsulas de café e infusiones y aceite y sal para que el desayuno sea muy mediterráneo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo