Una casa coqueta y muy personal

Situada en Madrid, en una zona tranquila, esta coqueta casa rebosa personalidad gracias a la elección de muebles y complementos de diversa procedencia, algunos adquiridos en tiendas, otros rescatados de mercadillos e, incluso, recuperados.

Situada en Madrid, en una zona tranquila, esta coqueta casa de 83 m2 rebosa personalidad gracias a la elección de muebles y complementos de diversa procedencia, algunos adquiridos en tiendas, otros rescatados de mercadillos e, incluso, recuperados y transformados por la propietaria.

A Ana, nuestra lectora, le encanta su ubicación frente a un gran parque y una calle peatonal. Aquí vive con fu familia y un gatito. Cuando la adquirió hace 20 años siempre tuvo claro lo que haría cuando tocase reformarla: "volverla blanca", tal y como ella misma explica. Los suelos y la carpintería oscura se han transformado y ahora crean una base clara sobre la que destacan los muebles, en la misma línea. El blanco es protagonista y está presente tanto en el mobiliario como en los textiles y complementos. Con un estilo cálido y personal, el resultado es coqueto, muy funcional y con ciertos toques románticos. ¡Adelante!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón de tertulia

Delante de uno de los ventanales Ana ha creado un rincón de tertulia acogedor, que completa la zona de estar. Ha escogido dos butacas, custodiadas por una lámpara de pie y una planta maxi. Se convierte también en zona de lectura con luz natural. Un revistero y un taburete tipo escalón completan la decoración. Ana ha decorado su hogar con muebles y complementos adquiridos en mercadillos, recuperados o de tiendas como Maisons du Monde, Zara Home y El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista general del salón-comedor

Vista del salón-comedor con perspectiva. En su afán por transformar su casa en una vivienda luminosa y muy blanca, Ana ha elegido muebles y revestimientos en tonos muy neutros. Además, integró la terraza en el salón y lo llenó de luz natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En detalle: la mesa de centro

La mesa de centro organiza la zona de estar y se convierte en un punto focal de la decoración por el encanto con que se ha decorado. La elección de una mesa tipo palé con ruedas, de línea más industrial, encaja y dinamiza el resto del interiorismo de la estancia, muy soft. Sobre la mesa destacan una campana con libros antiguos y velas, una bandeja, unas revistas y algunas macetas con plantas. Un diez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un guiño con arte

En este taburete tipo mini escalera en madera que se sitúa entre las butacas, Ana ha hecho un guiño al arte con un busco que evoca las esculturas grecolatinas. Lo acompaña de macetas con plantas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mix de texturas

En esta toma se aprecia la riqueza de texturas. La pared en un tono topo resalta el mobiliario, La alfombra en fibra aporta calidez y los cojines de suelo, confort. Todas las piezas forman un equipo. En esta casa vive nuestra lectora Ana con su familia (su marido y dos hijos y Bela, su gatito de angora) y les encanta recibir amigos y familia. Por este motivo han tenido en cuenta que en el estar hubiera asientos suficientes: un sofá, las butacas y otros auxiliares y cojines.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles con capacidad de almacén

Junto al sofá un mueble con capacidad para organizar, por ejemplo, la mantelería y la cubertería. Ana conoce los trucos decorativos que debe aplicar para sacar el máximo partido a los ambientes. Ha colocado un espejo sobre este mueble para ampliar visualmente los metros y que se refleje la luminosidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Nos sentamos?

En esta toma Ana nos muestra la composición con la cómoda y el sofá principal. Cojines y mantas invitan a acomodarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un comedor original

En el rincón de comedor se han sustituído las sillas convencionales con respaldo por un banco corrido en uno de los lados más largos de la mesa. De esta manera la zona de paso hacia el estar (en la habitación el comedor se ubica más cerca de la puerta y el estar al fondo de la estancia) queda despejada y se gana sensación de apertura. La mesa se adosa a la pared y es en los lados más cortos donde se han arrimado dos sillas Eames en color negro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle: las sillas del comedor

Detalle de una de las sillas, diseño Eames. Son las únicas notas en un color más intenso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El recibidor

Una composición ligera que no entorpece la zona de paso y decora la llegada a casa: un baúl, un espejo alargado, una lámpara de mesa y objetos deco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina

Un mix que funciona: black&white. La cocina responde a esta idea con un suelo y mobiliario en blanco y paredes oscuras. Ana aplicó decapante sobre los azulejos blancos originales de la cocina, aplicó masilla en las juntas y después los pintó con una pintura especial. Así renovó por completo la imagen de la cocina sin cambiar los revestimientos. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles de la cocina

Los frentes de los armarios presentan cuarterones. Los electrodomésticos y tiradores en acero actualizan el conjunto. Ana ha aprovechado las paredes de la zona de trabajo para colocar barras con accesorios de cocina y una maceta con hierbas aromáticas. En esta imagen se aprecia además el juego de colores del frente con azulejos pintados en negro a modo de zócalo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El office

El comedor de diario se adapta al retranqueo de la planta. Este acogedor rincón desprende personalidad gracias a la combinación de estilos: una mesa de madera, dos sillas en color rojo, una lámpara metálica y una acertada decoración mural sobre un fondo negro. El juego black&withe sigue presente en este rincón. Las sillas las adquirió nuestra lectora en un mercadillo y las coloreó con esmalte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mucho en poco espacio

A continuación del office, un mueble alto: despensa, escobero, botellero, bandejero... en poco espacio es posible solucionar muchas necesidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el dormitorio principal

En el dormitorio principal, una consola a modo de tocador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En la pared

En la pared en la que se apoya la consola, Ana ha creado una composición con espejos de pared y marcos agrupados. El resultado es decorativo sin saturar la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cama delante del ventanal

Ana ha puesto su creatividad al servicio de la decoración, restauranto o transformando algunas de las piezas de su casa. El cabecero es otro ejemplo de reciclaje: la antigua trasera de una vieja librería es ahora un cabecero renovado con una mano de pintura y decapante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy completo

En el dormitorio, en lugar de mesilla se ha colocado un escritorio secreter de línea clásica (al otro lado de la cama, solo una lámpara de pie). También una vitrina con puertas de cristal y barrotillo de madera con ropa de casa. Nos encantan los detalles de Ana: de varios de los tiradores de los cajones y puertas de sus muebles cuelgan adornos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un baño en neutros

Revestimientos en color neutro, sanitarios en blanco y detalles en madera, que aportan calidez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El frente de los lavabos

Doble, con dos lavabos en una composición volada. El hueco que queda debajo del mueble se aprovecha con unas cestas y un taburete de mandera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo