Una reforma completa y elegante

Cuando el arquitecto Néstor Marcos recibió el encargo de transformar la casa de Carmen y Tavi supo de inmediato que necesitaba actualizarla. Se trataba de una construcción de los años 70 muy compartimentada. El objetivo y deseo de los propietarios era convertila en una vivienda cómoda, moderna y con espacios más amplios y abiertos. Néstor dio con la clave al eliminar tabiques, redistribuir espacios y renovar acabados.

image
1 de 14
Un salón para estar

Los tonos neutros y sosegados invitan a vivir el salón, a disfrutar de una película o de una lectura en la butaca que queda delante del ventanal. La iluminación que proyectó el arquitecto Néstor Marcos (www.nestormarcos.es), encargado de la reforma, es un acierto: se crea una atmósfera íntima a través de puntos de luz instalados en el techo, en la pared y con iluminarias de pie y de sobremesa. El mobiliario se escogió en madera en un tono natural con detalles en hierro en las patas de la mesa de centro y auxiliares. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
A través de puertas correderas

La carpintería lacada en blanco y de diseño actual encaja en los ambientes creados, que se alejan de la apariencia original de una vivienda de los años 70. Los propietarios tenían claro lo que pretendían: alejarse de la estética original y disfrutar de una casa moderna y cómoda. La escasa altura de los techos de la vivienda obligó a instalar un sistema de iluminación indirecta mediante apliques de pared, salvo en zonas concretas, que cuentan con halógenos instalados en el techo o falso techo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Detalle de la carpintería de la vivienda

En esta vista se aprencia el detalle de las puertas correderas que separan el salón del distribuidor, con tiradores tubulares en acero y cuarterones en cristal al ácido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Colores sosegados

La pintura en un tono topo-piedra confiere elegancia. La misma paleta cromática en neutros, utilizada en el salón, pinta el resto de la casa. Un sofá de tres plazas se sitúa en el centro de la planta y marca los ambientes: estar y comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
El comedor

Néstor Marcos enmarcó la zona de comedor con un papel pintado. Una mesa larga con seis sillas en fibra vegetal y una alacena en madera lo decoran. En conjunto, el resultado es acogedor y familiar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
La cocina en forma de U

La distribución del mobiliario en forma de U organiza el espacio: zona de trabajo y comedor de diario. De esta manera el lado más corto que queda en el centro de la estancia hace de transición entre una zona y otra. El fregadero queda delante de la ventana, a la izquierda la placa y la campana decorativa y una columna en la que se encastran el horno y el microondas. El resto del mobiliario resuelve las necesidades de almacén.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Con office en gris, blanco y papel

Los colores predominantes (blanco y gris suave) potencian la luminosidad que tiene la cocina. Solo la encimera destaca en un tono más intenso. En las paredes se combina azulejos y papel pintado. El office cuenta con sillas en fibra teñida en blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
El dormitorio

La cama y el cabecero encajan en una hornacina del mismo ancho, que cuenta con iluminación empotrada en el marco superior. El efecto es relajante y armónico. Además todo en el dormitorio está pintado en tonos suaves. Solo destacan las caídas en un femenino tono lila. El frente de la hornacida, empapelado con un diseño de rayas, aporta profundidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Colores y texturas decoran

En el dormitorio Néstor Marcos consiguió recrear un ambiente sereno con los elementos esenciales. Son los colores y las texturas las que marcan el estilo. El área privada de la vivienda, que antes contaba con cuatro dormitorios, se organiza en dos dormitorios dobles y una suite principal, con un baño incorporado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
El mayor problema de la vivienda: un largo pasillo

La planta de la vivienda tiene una disposición alargada, de manera que se accede a las estancias a través de un pasillo. La estrategia principal del proyecto del arquitecto fue diferenciar la zona de día y la de noche mediante estrategias para reducir la sensación longitudinal de la vivienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Cocina abierta a la vivienda

Aquí se observa parte del pasillo distribuidor con el vano de la cocina, que se abre a la casa mediante una gran puerta corredera de vidrio. Sin duda, ha adquirido protagonismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Trucos muy decorativos

Otro de los aciertos del proyecto dirigido por Néstor Marcos es que se redujo la longitud del pasillo al crear un vestidor. En esta imagen se parecia el detalle de la iluminación de suelo y la atmósfera que se crea. Se aprecia también un detalle de la consola que decora el pasillo y que coincide con la puerta hacia el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
Un baño muy actual

En claro-oscuro. Los elementos en color blanco restan dureza al acabado oscuro de algunos revestimientos y de la encimera del lavabo. La composición de este frente se ciñe a un diseño minimal: una ecimera corrida, lavabo sobreencimera y estante abierto.En la esquina, una estantería para organizar los accesorios del baño y un cesto para la colada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
En un estilo más clásico

En otro de los cuartos de baño de la vivienda el estilo se matiza. El conjunto resulta algo más tradicional por los colores escogidos (marrón, beis y blanco), aunque de líneas depuradas en el mobiliario y sanitarios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo