Unifamiliar de tres pisos

Nuestra lectora Mª Isabel y su esposo Juan José decidieron diseñar su propia casa y construirla en un terreno que tenían desde hace tiempo en un pueblo de Málaga. El resultado no pudo ser mejor: una estupenda vivienda de tres plantas -aparcamiento, vivienda y azotea- con un espectacular patio central, reinterpretación de los típicos andaluces, que dota de luz y frescor a todas las habitaciones de la casa. Su objetivo principal era convertir su hogar en un espacio acogedor, elegante y sobrio, que transmitiera sensación de paz. Y... lo han conseguido.

image
La fachada.

Nuestro propósito era que la fachada fuera lo más sencilla posible, y que transmitiera elegancia y sobriedad. Destacan los dos balcones con molduras de escayola, que recuerdan los antiguos palcos sevillanos, y que son obra Javier, nuestro escayolista. El zócalo es de mármol travertino envejecido y la puerta de acceso a la vivienda, de madera de iroco, está rematada con una vidriera de estaño.

1 de 12
El recibidor.

En la entrada de la casa colocamos una consola de inspiración francesa acompañada por un gran espejo de efecto envejecido, con el objetivo de ampliar visualmente este espacio. Quiero mencionar la importancia de la pared, pintada a rayas por nuestros amigos Carlos y Juan Miguel, que hace que la estancia resulte aún más acogedora.

2 de 12
El salón.

El salón cuenta con zona de estar y comedor. En la primera hemos colocado dos sofás de pluma de pato acompañados por cojines de seda natural. La mesa de centro, de rejilla, fue realizada artesanalmente, al igual que los complementos que la acompañan. Entre los sofás destaca una mesita de estilo francés con una lámpara con motivos vegetales y pantalla de rafia.

3 de 12
El comedor.

Tanto la mesa y las sillas como el aparador son del mismo estilo que predomina en el salón, el Neoclásico. En el aparador hemos colocado dos lámparas de aspecto envejecido y una caja de hueso. El cuadro está realizado con tela y hueso. Tanto mi marido como yo somos grandes amantes de los muebles de estilo francés, por lo que predominan en todas las estancias de nuestra casa.

4 de 12
La cocina.

Los muebles de la cocina fueron realizados a medida, en madera de cerezo, pero los combinamos con electrodomésticos de acero inoxidable, ya que nuestro objetivo era seguir la misma línea decorativa que en el resto de la casa, pero darle un toque más moderno.

5 de 12
La escalera.

Una vez traspasada la puerta principal nos recibe una gran escalera de mármol beis con una impresionante barandilla de hierro con pasamanos de madera de iroco.

6 de 12
Cuarto de invitados.

En este dormitorio nuestra intención era conseguir sensación de naturalidad, por lo que nos decidimos por un cabecero tapizado y una colcha y cojines a juego. La mesilla, decapada en gris, junto con la lámpara de hueso y los cuadritos de Cuca García, contribuyen a dar frescura y vitalidad al conjunto.

7 de 12
Baño de invitados.

En este baño apostamos por un estilo desenfadado, con un mueble decapado con encimera de mármol travertino; el espejo está realizado a medida y no lleva marco, para no cargar visualmente el espacio.

8 de 12
El patio.

Es importante mencionar que todas las habitaciones están dispuestas en torno a un patio central que aporta luminosidad y frescor a las estancias.

9 de 12
Dormitorio principal.

Para el dormitorio principal elegimos el mismo tipo de muebles que en el resto de la casa, con una cama y unas mesillas de estilo francés, a las que acompañan lámparas de hueso natural.La colcha y cojines, al igual que los complementos aportan un toque vivo y elegante al conjunto.

10 de 12
El armario.

El armario empotrado, con puertas de crucetas y pintado en blanco, se realizó a medida y sigue la línea de las puertas de toda la casa.

11 de 12
Baño principal.

Preside nuestro baño un gran mueble realizado en madera de cerezo y con encimera beis; el espejo lleva un tratamiento especial antivaho y también se realizó a medida y sin marco, para ampliar visualmente el espacio.

12 de 12
Publicidad - Sigue leyendo debajo