Pasión por la decoración también en el trabajo

Virginia es una de nuestras lectoras más fieles. Compra la revista desde hace años y le apasiona la decoración; así que cuando montó Dpilat Integral con su socia, no dudó en poner en práctica las ideas que había cogido durante años de nuestra revista.

image
1 de 4
RECEPCIÓN

Las dos socias querían un lugar amplio, luminoso y ordenado en el que los clientes se sintiesen cómodos. En busca de un local personal empezaron la aventura. Los suelos de tarima imitación bambú aportan calidez y son un guiño a la filosofía oriental de la relajación y bienestar. Era importante que la recepción fuera acogedora, un lugar donde los clientes pueden esperar mientras disfrutan de un té.
El color predominante es el blanco, pero combinado con un verde muy intenso que aporta frescura. El mostrador es una estantería de Camino a Casa, como la mesa alta tipo bar y los taburetes. Detrás del mostrador, en la pared, un par de estanterías de Banak Importa. El sofá es un modelo básico de Ikea, tapizado al gusto de las propietarias. El resultado equilibrado, actual y práctico es fruto de seis meses de trabajo en el que cada pieza se escogió con mucho mimo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
PASILLO

A las cabinas se accede por un pasillo, un rompecabezas para Virginia, que no quería que pareciera un tubo. Para solucionar el problema ideó una distribución en cabinas, cuyos tabiques no llegaran al techo para dar más amplitud, continuidad y repartir mejor los recursos de los sistemas de climatización. Aunque así cada cabina resulta algo más pequeña, se concedió más espacio al pasillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
DECORACIÓN AL DETALLE

En el extremo del largo pasillo se colocó un espejo con iluminación lateral y unas cañas de bambú de color verde. Un detalle decorativo que da amplitud y personaliza una zona difícil como es el pasillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
CABINA

En el interior de cada una de las cabinas se ha mantenido la estética de todo el centro. El blanco potencia la sensación de limpieza y orden pero puede resultar frío, por lo que las propietarias del negocio decidieron pintar una pared en color verde pistacho. Lavabo, de Leroy Merlín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo