Un piso sobrio y muy actual

Los propietarios de esta vivienda de 110 m², situada en la zona norte de Madrid, decidieron decorar su casa cuidando todos los detalles para que cada pieza encajase a la perfección.

image
1 de 12
EL SALÓN

La intención de nuestra lectora, Aroa, era que el color rojo estuviera presente en el salón. Para ello, en la zona de estar, colocó dos sofás de piel distribuidos en ángulo uno en un tono crema y otro, en rojo. Ambos son de Divatto. La mesa de centro con la base en madera de wengué y el sobre en cristal se convierte en un punto visual de referencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
PARED CON COLOR

Para la pared en la que se apoya el módulo de los audiovisuales se escogió un atrevido tono rojo que da calidez a toda la habitación. La pantalla plana deja libre la superficie del mueble. En esta vista se aprecian los estores de tela en un tono neutro, que visten las ventanas. De esta manera se salvó la altura del respaldo del sofá, que se apoya en el mismo frente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
DETALLE DEL MÓDULO DEL SALÓN

Debajo del televisor, los propietarios colocaron un módulo de poca altura, a modo de aparador, con puertas y cajones que les permitiese ocultar el DVD. Con una decoración minimalista, acertaron al colocar una pareja de jarrones en diferentes tamaños en blanco, que aligera visualmente una composición marcada por tonos de fuerte intensidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
EL COMEDOR

La zona de comedor comparte parte de la pared pintada en rojo. Para unificar los espacios se escogieron todos los muebles en el mismo acabado oscuro. Son de la firma Cerne. Al fondo se puede ver un aparador de gran capacidad, con cajones y vitrina, que aligera el frente. Delante, una mesa rectangular y cuatro sillas tapizadas en un tono crudo. La lámpara de techo, de la firma Arturo Álvarez, fue un “flechazo” instantáneo de nuestra lectora. Y ¡qué acierto! Las pantallas combinan las tonalidades que marcan la decoración del salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
LA COCINA

De planta alargada, la cocina se distribuyó en dos frentes. En uno de ellos se instaló la zona de cocción con una decorativa campana extractora en acero, de Teka, y la placa vitrocerámica con el horno debajo, de Bosch. A la derecha de la campana se colocaron unas baldas, que resultan visualmente más ligeras que los armarios, donde Aroa tiene a mano los ingredientes para cocinar. Mobiliario, de venta en Brico HM.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
EN COLUMNA

En uno de los extremos del frente de cocción los propietarios decidieron instalar una columna desde el suelo hasta el techo con el microondas y la cafetera integradas, ambos de la marca Siemens. Los dos están encantados con la elección de la cafetera, ya que es un modelo que admite programación y tienen el café recién hecho al levantarse cada mañana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
ZONA DE AGUA

El frente del fregadero cuenta con armarios altos para aumentar la capacidad de almacenaje. Sin embargo, se combinaron los frentes verticales en madera con otros horizontales con cristal translúcido. El fregadero se encastró en la encimera de Quartz Compac en un tono crema y se completó con una grifería extraíble, de Grohe. Frigorífico, de la firma Liebherr.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
PARA COMIDAS RÁPIDAS

Aroa tenía claro que quería crear un pequeño rincón de comedor en la cocina a pesar de no contar con demasiado espacio. ¿La solución? Prolongó la encimera y la remató en ángulo a modo de barra. Unos taburetes completan el conjunto. Cortinas, de Gasco Telas. Los cuadros que decoran la pared, en las tonalidades predominantes, son obra de la propietaria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
DORMITORIO PRINCIPAL

Como la habitación principal no era grande, los propietarios realizaron una pequeña reforma y unieron dos espacios para crear un dormitorio más amplio. Frente a la cama, que cuenta con un banco a los pies, se creó un rincón de lectura con una butaca y una cómoda. Para esta estancia, Aroa eligió mobiliario de estilo colonial, aunque de líneas suavizadas. La cama, de 1,80 m de ancho, oculta varios cajones en la parte inferior. Lámparas de mesa, de El Corte Inglés. Ropa de cama, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
ESTUDIO

Una de las habitaciones se convirtió en estudio, con una amplia mesa rinconera colocada cerca de la ventana para contar con luz agradable a la hora de utilizar el ordenador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
DETALLE DE LA LIBRERÍA

La estantería se realizó a medida, para aprovechar toda la pared, puesto que se hacía necesario contar con espacio de almacén junto a la mesa de trabajo. Al no tener trasera, resulta más ligera. La parte superior se aprovechó con cajas para guardar todo aquello que los propietarios querían mantener fuera de la vista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
EL BAÑO

Lo que más les disgustaba de su casa a nuestros lectores eran los azulejos con los que están revestidas las paredes del baño. Son los que venían de obra y no querían cambiarlos. Una vez que pusieron el mueble del lavabo, de El Corte Inglés, cambió la apariencia general y consiguieron que las paredes pasasen a un segundo plano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo