Un piso en Madrid reformado

A Carmen lo que más le gustó de la casa fue el entorno privilegiado en el que se encuentra; un enclave en el que coinciden la tranquilidad del madrileño parque de Fuente del Berro y el ajetreo de las tiendas del barrio de Salamanca. No le importó que se tratara de una vivienda antigua, ya que, tras una importante reforma sus 90 m² se adaptaron a las necesidades de la familia.

image
1 de 12
SALÓN

La zona de estar está formada por un sofá de dos plazas y un sillón, en torno a la mesa de centro. El contraste cromático entre rojos y crudos aporta calidez y crea una atmósfera intimista. Además, para lograr un ambiente más dinámico, Carmen combinó las tapicerías lisas con cojines de distintos estampados.

2 de 12
MESA DE CENTRO

Carmen cuidó todos y cada uno de los detalles de la decoración. Sobre la mesa de centro, colocó varios adornos, como una caja de hueso, una bola y un velón de Becara (tel.:917 811 162).

3 de 12
MUEBLE TV

En el salón, situó una composición modular, en madera color miel, en la que colocó el televisor. El mueble consta también de armarios con puertas de cristal -que aligeran el conjunto- y estantes.

4 de 12
RECIBIDOR

Para ganar amplitud visual, en una las paredes del pasillo colocó una gran luna sin marco. Como único mueble, una consola de cristal, que se ajusta perfectamente a las dimensiones del pasillo. El objetivo era sacar partido a los metros disponibles, sin agobiar el espacio y, Carmen lo logró con recursos ópticos y materiales ligeros. La orquídea es de Sia (Tel.:900 503 023) y la bandeja y la lámpara de Urban Gallery (Madrid: Castelló, 41. Tel.: 915 783 220).

5 de 12
PASILLO

Carmen, que es una apasionada de la decoración, sabe que un zócalo de rayas verticales es un recurso ideal para ensanchar visualmente un espacio. Y fue así como decoró el pasillo. El resto de la pared se pintó en un tono vainilla, muy suave, a juego con el papel pintado. Además, colocó una composición de óleos de la pintora catalana Carmen Nacher

6 de 12
RINCÓN DE LECTURA

Un rincón del salón se aprovechó para situar un sillón de aire colonial, que permite modificar la distribución del estar y ampliar la zona de asientos cuando es necesario. Junto a él, colocó un original baúl que hace las veces de a mesita auxiliar. Éste es de El Globo Muebles (Tel. de información: 902 934 970).

7 de 12
DESPACHO

Una de las habitaciones se destinó a zona de estudio. Para este ambiente, Carmen optó por combinar muebles laqueados en blanco con piezas de madera oscura y detalles en fibras vegetales.

8 de 12
COCINA

En la cocina, los muebles y electrodomésticos se distribuyeron a lo largo de dos paredes. Los armarios laminados en color vainilla, se combinaron con una encimera de madera; acabados y tonalidades que van muy bien tanto con los azulejos como con la discreta cenefa que recorre toda la estancia.

9 de 12
COMEDOR

La planta y dimensiones de la cocina permitieron situar una zona de comedor, con una mesa rectangular adosada a la pared, y cuatro sillas. Un carrito metálico permite tener al alcance de la mano las servilletas y otros utensilios relacionados con la hora de comer.

10 de 12
DORMITORIO

En el dormitorio principal se consiguió una atmósfera cálida, relajante y equilibrada. El color blanco de los muebles, de algunos complementos y de buena parte de la ropa de cama se combinó con los distintos tonos crudos y tostados de los cojines, de la manta y de las paredes, que se integran de forma natural en el ambiente.

11 de 12
ARMARIO

El armario empotrado del dormitorio tiene un cuerpo central de espejo, que además de ampliar el espacio y multiplicar la luz natural, es, para Carmen, un elemento imprescindible a la hora de arreglarse.

12 de 12
BAÑO

Para la decoración del baño se apostó por una estética clásica. El lavabo se encastró en una encimera de mármol crema -a juego con el color de los revestimientos-, y debajo se realizó un mueble de madera con dos puertas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo