Una casa muy familiar en Mungia (Vizcaya)

Tras una reforma Jugatz ha logrado una vivienda amplia y actual, distribuida en una planta. En la decoración buscaba la sencillez y la funcionalidad con muebles de líneas rectas y toques de color en cada estancia.

image
1 de 10
La entrada

Suelos, puertas y armarios se escogieron en un tono suave para multiplicar la luminosidad de la vivienda. De esta manera, las notas de color personalizan los ambientes sin saturar. En el recibidor una de las paredes principales se pintó en un intenso tono fresa. Los accesorios, en madera natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
El salón

Tierras, marrones y azules se combinan en un salón distribuido para ser compartido en familia. El mueble de los audiovisuales es una bancada baja con cajones, enmarcada por una vitrina y una librería. Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Confort clásico en el estar

La sencillez prima es esta zona: un sofá de tres plazas, un sillón tipo orejero, una mesa de centro y algunas piezas auxiliares decoran el estar. Las tonalidades de los asientos y la de la madera de la mesa contrarrestan la frialdad del azul cielo que se ha utilizado para pintar la pared. Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Un comedor con mucha luz

El salón y el comedor están conectados visualmente por una ventana interior. Nuestra lectora eligió los muebles del salón en un acabado oscuro (tipo wengué) para que destacasen sobre una base muy neutra. En la mesa, complementos naturales: individuales en fibra y un colorido arreglo floral. El conjunto resulta equilibrado y sosegado gracias también a la cantidad de luz natural que recibe el comedor por los ventanales, vestidos con textiles en color blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La cocina

En esta estancia el color continúa presente en la decoración. De dimensiones generosas, la cocina se ha distribuido en dos frentes. El que vemos en la imagen es el de trabajo, dispuesto en línea. El que queda fuera de la toma es un frente de almacén con armarios a modo de despensa. La pared naranja levanta el tono suave y blanqueado de los armarios (en acacia). El suelo y la encimera de Silestone en gris oscuro son un acierto en la composición. Mobiliario, de Argare (empresa de decoración que se encuentra en Trapaga, Vizcaya).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Cocina bien aprovechada

Junto a la zona de cocción se han instalado el horno y el microondas, en columna, y el frigorífico a continuación. Todos los electrodomésticos, incluida la campana extractora, se han escogido en acabado acero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
El dormitorio principal

Para la habitación principal Jugatz escogió tonos cálidos para los textiles de la cama, a juego con los vinilos de motivo floral que decoran la pared del cabecero. Mobiliario, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Paredes decoradas

El frente que queda frente a la cama se decoró con una composición de pared muy estética, original y con sello handmade. Varios cuadros con molduras en blanco, rojo y madera natural, decorados con textiles y láminas. Todo en los colores que decoran el dormitorio. El espejo eleva el nivel con su moldura labrada en plateado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
El mueble del lavabo

Una mezcla muy acertada: actual y rústico. Las paredes revestidas con un azulejo tipo gresite grande, que combina varias tonalidades neutras, son el fondo perfecto para el mueble del lavabo. Las cestas de mimbre con fundas de tela y el jarrón con flores aportan esa nota rústica tan sugerente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Cuarto de baño con ducha

La ducha se ubica detrás de la pared en la que se apoya el bidé, a modo de cabina. En las paredes se ha utilizado un azulejo en una tonalidad más intensa. Un detalle: se cuidó especialmente la iluminación de la zona de la ducha. ¡Qué agradable!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo