Un piso con espacios integrados

En 45 m², Leticia y Juan han sabido organizar su casa con una decoración actual que respeta los espacios. La sensación: los metros se multiplican a través de una acertada distribución y combinación cromática.

image
1 de 8
Bienvenido a casa

El recibidor se integra en la zona de día gracias a la ausencia de tabiques innecesarios. Uno de los detalles que más llamaron la atención a nuestra lectora y a su pareja fue que el apartamento, a pesar de ser pequeño, contaba con amplios armarios: uno en el recibidor, otro en la zona que comunica con el salón y un tercero, en el dormitorio. Los acabados en madera, tanto en el suelo como en varios frentes verticales, aportan calidez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Soluciones móviles

Todo funcionalidad. Un tabique corredero, acabado en el mismo tono que el suelo y el resto de la carpintería, independiza la zona de estar del único dormitorio. De esta manera se mantiene cierta intimidad en la zona de descanso cuando los propietarios quieren o, por el contrario, consiguen integrar ambos ambientes. Delante del panel se ubicó un módulo bajo con el televisor y un llamativo jarrón con ramas en colores. Mueble, de MobelSanz. El zapatero que asoma junto al panel es de Ven-Ven.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Con gran capacidad

Una librería de suelo a techo decora uno de los frentes del salón. El color blanco la integra en la pared y las puertas de cristal transparente dejan ver el interior. La composición resulta práctica y muy ligera al mismo tiempo. Leticia escogió una combinación serena y fresca para toda la casa: azul en textiles y complementos y blanco para las piezas de mobiliario de mayor tamaño. Librería Billy, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Delante del mirador

El sofá encaja en el mirador y el tono de su tapicería contrasta con los paneles que visten el ventanal, confeccionados por Tejidos Julián Sánchez. Leticia y Juan escogieron un sofá convertible en una cama de 1,40 m de ancho en la que las visitas se pudiesen quedar a dormir, aunque su casa solo contase con una habitación. Junto al sofá, la lámpara auxiliar se apoya en una balda de cristal a medida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Comedor visto y no visto

Entre la zona de estar y la cocina, una mesa plegable con ruedas -y que oculta otras dos sillas en su estructura- decora el improvisado comedor. Con esta solución, Leticia y Juan disponen de un rincón perfecto para comer a diario o una mesa en mitad de la estancia cuando cuentan con invitados a cenar. Además, la columna en la que se apoya se pintó de azul celeste para delimitar visualmente los espacios: estar, comedor y cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Cocina abierta al salón

Sin tabiques divisorios y distribuida en forma de L. La cocina, de líneas muy actuales, se integra en la decoración, aunque el tono grisáceo del mobiliario delimita su área.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Dormitorio principal

Dado que el armario del dormitorio no cuenta con cajoneras en su interior, Leticia solucionó sus necesidades de almacén con muebles exentos de cajones. En el frente del cabecero, junto a la cama, se suceden una mesilla y una cómoda alta de la misma colección. De nuevo el color blanco es protagonista aunque las notas en tonos pastel y gris en la ropa de cama consiguen un ambiente cálido. Lámpara de mesa, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Muy coordinado

Los motivos florales de los textiles que visten la cama se prolongan en la pared del cabecero en un vinilo, cuyo diseño evoca motivos orientales. Es precisamente de ese matiz Zen, conseguido en la estética del dormitorio, del que nuestra lectora se siente muy orgullosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo