Una casita de campo

Situada en Prellezo, un pequeño pueblo de la costa occidental de Cantabria, esta casita de veraneo hace realidad el sueño de Susana y su marido, quienes siempre habían querido un lugar donde escaparse los fines de semana y pasar sus días de vacaciones con amigos y familiares.

image
1 de 12
La casa

En un entorno rural privilegiado, a 3 km de San Vicente de la Barquera y a tan sólo 20 minutos de la playa, la vivienda tiene unos 56 m2 -distribuidos en dos plantas-, y un desván. En la planta baja se encuentran el salón, la cocina y un aseo; en la primera, dos dormitorios y un baño; y por último, en la buhardilla, se habilitó una magnífica suite. La casa cuenta con un jardín, donde Susana y los suyos no dudan en organizar divertidas comidas al aire libre. ¡Las vistas son impresionantes!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Entrada

¡Esta idea nos ha encantado! ¿Será por qué es “muy micasa”? Susana, consciente de que en la costa cántabra llueve muy a menudo, quiso proteger la pared del recibidor con un friso de rafia, una fibra resistente y flexible. Después, lo remató con una moldura pintada en blanco en la que fijó varias perchitas para dejar las prendas de abrigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Zona de estar

A la hora de definir la gama cromática que dominaría en la decoración, Susana lo tuvo bastante claro: apostó por la tradicional combinación de azul y blanco para dar a la casa un atractivo aire marinero y recrear una atmósfera fresca y luminosa. Los ambientes debían ser, ante todo, cómodos y funcionales. Para ello, era fundamental seleccionar bien los muebles, no colocar piezas innecesarias y conseguir una decoración cuidada sin gastarse mucho dinero. No hay duda de que lo logró. El sofá es de Carrefour (www.carrefour.es)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Comedor

Susana eligió muebles de madera pintada en blanco: una mesa redonda y cuatro sillas con asiento de enea. Los compró en Valladolid, su ciudad de residencia, en una tienda que se llama Vía Rústica (Estrecho de Gibaltrar, s/n, Viana de Cega. Tel.: 610 050 854). Para guardar el menaje y los manteles, colocó una vitrina en el mismo material y acabado, que adquirió en Castill Confort (Avda. de la Constritución, 54, Medina del Campo, Valladolid. Tel.: 983 837 792. www.castillconfort.es). El mueble del televisor fue rescatado de un contenedor, y el marido de Susana se encargó de restaurarlo. Tuvo la idea de atornillarle unas ruedas para poder girarlo y ver la tele desde cualquier rincón del salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Cocina

Susana acudió a Vía Rústica con un diseño realizado por ella misma. Combinó armarios blancos con una encimera laminada en madera, y para el rincón que queda juntó a la ventana, encargó una estantería con una original puerta de persiana: un estor de rafia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Interior al milímetro.

Este tipo de módulos son muy prácticos, ya que, al ir apoyados en la encimera, multiplican las zonas de almacén. Susana diseñó una distribución con estantes de distintas alturas y baldas extraíbles. Estas últimas se completaron con unos cestas de mimbre realizadas a medida por un artesano de Boecillo, en Valladolid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Literas.

La habitación de Rodrigo, el hijo de la pareja, se amuebló con unas literas tipo tren, diseñadas por Susana y realizadas en Vía Rústica. Se trata de dos camas dispuestas en paralelo y a distinto nivel, con un armario bajo la más alta y una cama-nido bajo la inferior. La ropa de cama es de Carrefour (www.carrefour.es)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
La habitación del matrimonio

Como el dormitorio no es muy grande, Susana prefirió prescindir del tradicional cabecero. En su lugar, colocó una tela ligera, a juego con la ropa de cama, y la colgó mediante decorativos lazos de una vara de bambú. ¿Otra idea micasa? Las mesillas son de la tienda Casa, de Valladolid (www.casashops.com) y no dudó en cortarles las patas para rebajar su altura y ajustarla a la de la cama. La colcha y los visillos son de Tierra Verde (Plaza Fuente Dorada, 21, Valladolid. Teléfono: 983 333 257).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Armarios

En una de las paredes de la habitación principal se realizó un estupendo frente de armarios con puertas de lamas de madera pintada en blanco, de Leroy Merlín (www.leroymerlin.es). A continuación, se creó otro espacio de almacén que Susana decidió reservar para guardar la ropa de cama, las sábanas y las mantas. En este caso, no puso puertas, sino unas cortinas de rayas verticales, de Maison Decor (www.maisondecor.es).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
La “suite”

Así es como Susana ha bautizado a la buhardilla de la casa, el rincón del que, sin duda, se siente más orgullosa. La viguería vista y la ventana de tejado dan un encantador aire rústico al ambiente. Además, para que resultase más cálido, el suelo se cubrió con un laminado de madera -el del resto de la casa es de losetas cerámicas-. En la cama se colocó un “cabecero” de lo más original: una red de pescadores. La ropa de cama es de Ikea, y la mesita, de Carrefour.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Otra toma de la “suite”

Un biombo de forja, de la tienda Casa de Valladolid, independiza la escalera de la improvisada zona de vestidor. Ésta se decoró con un armario, también de forja, que Susana compró por catálogo y que completó con varios cajones de mimbre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Uno de los baños

Susana reconoce cuidar hasta el más mínimo detalle de la decoración. Le gusta que todo esté coordinado, y, entre risas, nos confiesa que suele elegir hasta el champú por el color del envase. El baño no iba a ser menos, y por eso, respetó la estética costera y la combinación de azules y blancos que domina en el resto de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo