Una casa minimalista en blanco y negro

Los propietarios de esta casa, situada en Torredembarra (Tarragona), utilizaron un binomio cromático muy personal en una decoración en la que las piezas básicas se convierten en el punto de mira.

image
1 de 12
EL JARDÍN

De ensueño; así es el exterior de la casa, que no desentona ni con la luz de la costa catalana ni con el estilo del interior de la vivienda. El azul de la piscina contrasta con una inmaculada zona de estar, con dos tumbonas y un rincón de comedor. En lugar de césped, el suelo se cubrió con grava blanca. La originalidad y el diseño se hace patente en el parasol que se colocó en la zona de las tumbonas. Mobiliario de la serie Via y Singo, de Kettal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
EL RECiBIDOR

La entrada a esta vivienda refleja muy bien el espíritu que marca toda la decoración. Dietmar y Paolo querían un ambiente actual, nada recargado, donde la sencillez fuera la protagonista. El recibidor se decoró con una consola de cristal y dos lámparas con el pie del mismo material.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
LA ZONA DE ESTAR

¡Qué gusto contar con metros suficientes para crear este rincón que invita a la conversación! Con tres sofás iguales, tapizados en blanco, situados en forma de U y una mesa de cristal en el centro. La dualidad blanco-negro sólo se ha alterado con las notas rojas del cuadro, obra de Paolo Gorlato, el propietario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
BAÑO CON DUCHA

En el baño que se incluyó en el dormitorio se instaló una ducha, delimitada con un tabique y una puerta de cristal al ácido. El mueble principal, con dos lavabos sobre la encimera, mantiene el juego cromático del blanco y negro. A su lado, una estantería transparente. Sanitarios Element y grifería Loft, de Roca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
RINCÓN PARA LOS AUDIOVISUALES

Los muebles de la casa fueron diseñados por los propietarios. El televisor se instaló en la pared y, debajo, un sencillo módulo con un estante se utiliza para organizar los audiovisuales. La realización corrió a cargo de la empresa Decomar. La alfombra contrarresta la frialdad del suelo porcelánico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
UN RINCÓN CON ENCANTO

Desde la pared que queda detrás de uno de los sofás, nos mira Ava Gardner en otro de los cuadros de Paolo Gorlato. Junto a ella se colocó un armario de diseño antiguo, pero con la modernidad que aporta el acabado en laca negra brillante. Con dos lámparas de pie negras, de iluminación cenital, el rincón queda aprovechado y muy personal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
EL COMEDOR

Junto a la cristalera, para disfrutar de la brisa y de las vistas, destaca el comedor, situado junto a la original silueta de un cactus negro -obra de Franco Volsi-. Nuestro lectores cuidan cada detalle, y la mesa, vestida para una cena, combina sólo blanco y negro, como en toda la decoración. Las sillas son el modelo Silver, de Padova de Milano. Equipo de música, de Bang & Olufsen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
COCINA CON ISLA

Gracias a las grandes dimensiones de la cocina fue posible crear diferentes zonas. Una de ellas se situó detrás del frente de almacenaje que se ve en esta imagen. La otra se completó con una isla alargada, con fregadero y zona de cocción, que también se utiliza como mesa de comidas rápidas con un par de taburetes. Electrodomésticos, de Teka. Vitrocerámica y plancha Teppan Yaki, de AEG.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
EL DORMITORIO

La cama se colocó junto al ventanal con salida directa al exterior. La ausencia de cortinas permite disfrutar de toda la luz que entra y potencia el espíritu minimalista. El blanco continúa siendo la base, salpicada de alguna nota negra, como el cojín sobre la cama o las mini lámparas de mesa. Un cuadro de motivos geométricos en blanco, negro y gris viste la pared del cabecero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
EL VESTIDOR

Desde el dormitorio se accede a un amplio vestidor, con armarios empotrados con frentes acabados en color blanco brillo. Se prescindió de puerta, pero se delimitó con un panel fijo de cristal también en blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
CON BAÑO EN LA HABITACIÓN

Frente a la cama, una cómoda decora la pared. Esta pieza también se diseñó en consonancia con el resto del mobiliario. En esta imagen se ve la entrada al baño, independizado con una puerta corredera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
EL BAÑO

También marcado por la luz natural de la ventana, en el segundo cuarto de baño se optó por colocar una bañera de obra -realizada en gresite blanco- y de líneas rectas, que preside la estancia. La grifería de pie y el cuadro de la pared personalizan el rincón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo