Un piso con una decoración lowcost llena de ingenio

Nuestra lectora Raquel nos invita a conocer su nuevo piso en Pamplona y nos demuestra cómo, eligiendo bien los muebles, puede lograrse una decoración tan bonita como funcional sin gastar mucho dinero.

image
Hearst

En el barrio de nueva construcción de Ripagaina, en Pamplona, nuestra lectora Raquel encontró hace casi un año un piso de 88 metros cuadrados con 3 dormitorios perfecto para ella y su pareja. Aunque era nuevo, quiso hacerlo más suyo dándole algunos toques, lacando los rodapiés y las puertas de blanco, cambiando el suelo y el plato de ducha de los baños y creando un vestidor en una de las habitaciones para dejar la principal más libre sin necesidad de colocar un armario en ella.

Raquel es maestra de educación infantil, pero siempre le ha apasionado la decoración y ha aprovechado su casa para dar rienda suelta a su imaginación e ingenio. "Mi reto era tener que decorar con un presupuesto ajustado y que todo fuera práctico y bonito", nos explica. Para lograrlo, rebuscó en tiendas como Ikea, Zara Home, Maisons du Monde, H&M Home o Leroy Merlin, escogiendo piezas que fueran compatibles con el dinero que podía gastarse y con sus gustos.

"No hay que pensar que solo la gente con presupuestos elevados puede tener casas bonitas y con estilo", afirma con rotundidad la propietaria. Su casa es la prueba de ello. Raquel ha tirado de ingenio para llenar de personalidad su piso, como el cabecero de la cama que realizó con una celosía de jardín pintada, el mueble auxiliar del salón que es en realidad un toallero, el frente de chimenea que preside su salón y al que añadió un papel pintado con azulejos para darle profundidad o los cuadros junto al televisor donde están representados los tatuajes de ella y su pareja. 

Fotos: Ana Osés

Otras casas de lectores:

Un ático muy natural

Una casa confortable y optimista a las afueras de Sevilla

Una mini villa en Cantabria con muebles exóticos

Antes y después: de piso anticuado a hogar elegante

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Entrada

Combinar un papel pintado con motivos vegetales y un espejo geométrico es una buena forma de añadir carácter a una entrada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón

En tonos grises y blancos con madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reinterpretar

Raquel ha reutilizado un toallero como mueble auxiliar para el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo encaja
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En la piel

Los tatuajes de Raquel y su pareja están representados en dos de los cuadros del salón: Come that way y Strenght.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Calor de hogar

Raquel ha usado un papel pintado que representa azulejos para dar profundidad al frente de chimenea que decora su salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A mesa puesta

Vista del comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Combinación ganadora

Las sillas, de diferentes modelos, combinan perfectamente al utilizar los mismos colores: blanco y negro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Decorado con cariño

Raquel ha cuidado todos los detalles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio

En blanco y rosa. El banco a los pies de la cama aporta textura extra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con sus manos

El cabecero es en realidad una celosía de jardín que Raquel pintó de blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio extra

Decidió emplear una de las tres habitaciones como vestidor para disponer de más espacio en el dormitorio principal y poder poner una cómoda y una silla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño en suite

Vista del baño en suite del dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ajustado al presupuesto

Todas las piezas provienen de tiendas lowcost.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chica aplicada

En uno de los dormitorios, una zona de trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Segundo dormitorio.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestidor

Aprovechando que el piso tiene 3 dormitorios, Raquel ha empleado uno como vestidor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Por partes

Gracias a armarios y estanterías modulares ha podido montar un vestidor completo sin salirse del presupuesto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chapeau!

Los sombreros sirven a su vez como decoración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes

El salón antes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sin amueblar
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio antes

Con cintas que delimitan los espacios que van a ocupar los muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio antes
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El baño antes
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo