Una casa serena en Murcia

Yolanda vio publicada en nuestra web su casa cuando pertenecía a los anteriores propietarios y nos envió las imágenes tras la reforma para que comprobáramos cómo puede cambiar un interior con nuevos habitantes.

Nos encanta cuando nuestros lectores, vosotros, nos proponéis cosas nuevas. Por eso nos entusiasmó tanto el correo que Yolanda nos envió hace algunos días. En él nos explicaba que visitando nuestra web se encontró con una casa que le resultaba muy, muy familiar. En un artículo de hace algunos años, otra lectora, Esther, nos invitaba a visitar su hogar, una casa de grandes proporciones situada en Murcia que había decorado con una atrevida combinación de colores (y que puedes visitar aquí: Una casa llena de optimismo y vitalidad).

"Resulta que esa misma casa, en la actualidad, es la mía", nos explica. "Ahora tiene una decoración totalmente diferente. La redecoré a mi gusto. Aunque ya no tiene tanto color, sigue teniendo mucha vitalidad por la luminosidad que le da la luz natural que entra por los grandes ventanales. Cambié la mezcla de colores, que me causaba un poco de caos, por tonos más neutros, marrones, beige, grises... Creo que ahora es todo más actual y liviano", afirma Yolanda, que añade, "busqué la manera de mantener la estética original de la casa, pero con un toque de calma y serenidad. No contaba con demasiado presupuesto, así es que pintando un poco aquí y allá, moviendo las cosas de sitio y con pequeños cambios, este fue el resultado". ¡Gracias por compartirlo con nosotros!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Primera impresión

Al entrar en la casa nos recibe este arco, hoy pintado en negro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Calor de hogar

A la izquierda encontramos un salón con chimenea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Serenidad

Yolanda y Alberto optaron por una combinación de colores neutros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles de la chimenea
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Blanco y negro

Las paredes al lado de la chimenea se pintaron en negro, potenciándola como el elemento principal del espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mente abierta

El salón y el comedor comparten el mismo espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles del comedor
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina

Es la estancia que menos cambios ha tenido con respecto a la decoración anterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El cuarto de baño

Vista del baño de cortesía en la planta baja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escalera

En la segunda planta encontramos las habitaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cambio de posición

El dormitorio principal ha cambiando de distribución y ahora la cama ocupa un lugar central.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestidor

Integrado en el dormitorio principal, da acceso al baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño

El baño con ducha-sauna y bañera de hidromasaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De color de rosa

El dormitorio infantil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salida
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fachada

Vista del jardín trasero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piensa en verde

Vista general de la parte trasera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aire libre

Detalle de la mesa de comedor exterior, con pared de hiedra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle de la puerta
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo