Una casa de estilo marinero en Nerja

Una pareja se enamoró de esta casa con vistas al mar. Tras una reforma, se convirtió en la casa de sus sueños para veranear (y alquilar a todo el que quiera disfrutarla).

image

Eva y Eli, española ella e inglés él, ambos residentes en Londres, buscaban una casa en España en la que pasar sus vacaciones. Los dos requisitos que tenía que tener su hogar de verano eran contar con vistas al mar y tener carácter. "Durante mas de un año estuvimos buscando por Nerja una propiedad para comprar con la intención de alquilarla como vivienda de alquiler vacacional, al igual que disfrutarla nosotros, cada vez que el trabajo nos lo permite. En el momento en el que vimos esta casa sabíamos que era la casa que habíamos estado buscando durante tanto tiempo, a pesar del mal estado en el que se encontraba y de todo el trabajo que necesitaba", explican. La vivienda de la que hablan es una casa de 135 metros cuadrados con tres dormitorios y dos baños situada en la zona del Parador de Nerja, muy próxima a la playa de Burriana y del conocido como mirador de Europa. Desde que fuera construida en los 80, nunca había sido reformada y pedía una obra a gritos.

Los nuevos propietarios no tuvieron miedo a hacer frente a una reforma integral que duró 18 meses: renovaron los baños, sustituyeron los suelos de toda la casa, abrieron más las puertas y las ventanas exteriores y derribaron un tabique que volvió a sacar a la luz una habitación oculta. "Nos lanzamos y vimos el potencial que había, aunque significó mucho trabajo ya que había rocas muy duras que cubrían una buena parte de la habitación, al punto de que en algunas zonas, solo se podía estar de rodillas. El trabajo de picar la piedra y conseguir la altura al techo necesaria le llevó a dos albañiles casi 4 semanas", explican. 

A la hora de diseñar los nuevos elementos, dejaron volar su imaginación. En la cocina, optaron por una encimera de suelo porcelánico y unos armarios compuestos por estructuras de Ikea a las que añadieron puertas en acabado natural pintadas por un carpintero. Aunque de lo que más orgullosos se encuentran es de la mesa del comedor: "la diseñamos nosotros y se la encargamos a Heiko, un carpintero alemán afincado en la zona. La tabla de surf nos la hicieron en los EEUU, la arena viene de las playas de Huelva y las conchas de la costa de Cornwall y Escocia en el Reino Unido". El resultado es una casa de alquiler vacacional muy personal con un estilo de aires marineros que consigue que el mar que puede disfrutarse desde las ventanas entre en todas las estancias. "El esfuerzo y el trabajo mereció la pena", rematan contentos con su nuevo hogar.

https://www.holidaylettings.co.uk/rentals/nerja/6581741

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piscina y playa
Muy refrescante
Darse un cahpuzón
Camino de acceso
Blanco y barro
Toque vegetal
Pura fachada
Salón con terraza
Comer fuera
Terraza del salón

Con sillas de Unopiu.

Vistas al mar
Salón-comedor
Zona de confort

El mueble de la televisión y la mesa auxiliar son de SalaBlanca. El sofá y la mesa de café de la tienda local Muebles Hermoso.

Comedor
Mesa diseñada por los propietarios

En su interior encontramos una tabla de surf, arena de playa y conchas.

Alacena

Comprada en Maison du Monde

Decoración serena
Acceso a la cocina
Muy personal

La pareja propietaria quiso que la cocina fuera diferente y optaron por una encimera de suelo porcelánico y armarios de madera en acabado natural pintadaos de turquesa.

Muy equipada

La casa de 135m2 cuenta con tres dormitorios y dos baños.

Uno de los dormitorios
Azul y blanco
Luminosidad
Baño

También con toques muy personales y de inspiración marina.

Bajo el mar

Plato de ducha con motivos del fondo del mar de Raltex, comprado en Bimmat.

Segundo dormitorio
Simetría
Armarios en blanco
Segundo baño
Dormitorio principal
Terraza con vistas al mar

A los pies de la cama, el Mediterráneo.

Un buen despertar
La primera imagen del día
Suave balanceo

Las sillas de la terraza son de Conforama.

El Mediterráneo
El gran azul
Vistas a la ciudad
Vida exterior
Vista de pájaro
Patio posterior
Publicidad - Sigue leyendo debajo