Un piso pequeño bien aprovechado

Nuestra lectora Lourdes nos muestra (con orgullo) la reforma que ella misma ha hecho en su casa. ¡Enhorabuena!

En el centro de Vitoria, Lourdes, una fiel lectora de nuestra revista, se enamoró de un piso de 45 metros cuadrados con terraza al que la luz inundaba durante todo el día. Donde otros verían un gran reto, ella vio una oportunidad de oro para demostrar sus conocimientos en decoración y decidió diseñar y capitanear la reforma que convirtieran esta vivienda en el hogar de sus sueños.

El resultado es un estudio con un espacio compartido por cocina, salón y una pequeña y muy funcional barra que hace las veces de comedor. En el dormitorio se aprovechó un recoveco para instalar un gran armario supliendo la falta de espacio de almacenaje y el baño se actualizó con baldosas de patrones inspirados en los suelos hidráulicos y azulejos blancos de metro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de confort

Visa del salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tocar la fibra

El color del sofá y la mesa de centro de fibras aportan calidez al conjunto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muchas flores

El toldo aporta un toque colorido y primaveral.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Joya de la corona

La terraza fue uno de los motivos para mudarse a este apartamento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gran capacidad

Un banco con almacenaje y respaldo de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Valla de madera

Una forma de dar un aspecto diferente a la terraza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comer fuera
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona íntima

El pasillo que da acceso al dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Donde comen dos...

Se ha aprovechado este espacio para colocar una mesa extensible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pequeño, pero bien resuelto

El piso que hoy visitamos tiene tan solo 45 metros cuadrados. Su propietaria, Lourdes, lo ha diseñado aprovechando al máximo el espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mente abierta

La cocina y el salón comparten el mismo espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Amores de barra

Tras el sofá, una pequeña barra hace las veces de comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Acceso al dormitorio
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario

Aprovechando la forma de la planta del dormitorio se instaló un armario esquinero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Blanco y gris

Sobre una base blanca y gris los complementos aportan toques coloridos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo en orden

En la entrada, un zapatero para mantener el calzado controlado y a mano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ponte cómoda

Una cómoda para la ropa blanca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un buen apoyo

Una mesita a los pies de la cama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El baño
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Blanco y rojo

Los colores predominantes en el baño

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Próxima parada...

El baño se ha revestido con azulejos blancos de metro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón aprovechado
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Minihuerto vertical

Creado por Lourdes y a la espera de plantar los primeros vegetales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cielo azul
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Merecido descanso

Lourdes descansando en su terraza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo