Un ático muy natural

Nuestra lectora Marisa nos recibe en su casa, un ático en un pueblo cercano a Valencia en la que da rienda suelta a sus dos grandes pasiones: la decoración y las plantas

"Soy florista de profesión y una enamorada de la deco". Así se presenta Marisa, la lectora que nos abre hoy las puertas de su casa en la que vive con su pareja y su perrita. "Vivo en un ático en un pueblo de Valencia cerca del campo y el río, un lugar que me encanta porque adoro la naturaleza y la tranquilidad. Se divide en dos baños, salón-comedor, cocina, estudio, vestidor y terraza". Tras esta descripción de su hogar, nos explica que ha intentado aprovechar cada espacio de su casa y que todas las habitaciones se usan: "Es una casa vivida". 

"Mi casa está en continuo cambio y evolución según nuestras necesidades, época del año y gustos. No sé estarme quieta", nos explica y confiesa que utiliza la decoración como terapia antiestrés. Para poder transformar el look de su casa cada poco tiempo, Marisa ha optado por crear un lienzo en tonos neutros que colorea con accesorios y pintando las paredes. El mundo vegetal está presente en cada rincón de su casa, desde los ramos colocados en jarrones y colgados en las paredes, hasta el estampado de los cojines, una foto en gran formato de un camino verde en la entrada o las plantas que hacen acto de presencia en todas las estancias: "Disfruto del ambiente que crean solo con su presencia". El DIY es otra de sus pasiones y lo demuestra exhibiendo las piezas que ha creado o intervenido como la mesa de centro del salón o el secreter. El resultado es un hogar fresco, con vida y un look muy natural, lleno de texturas. No podemos esperar a ver el próximo cambio...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Empezar con buen pie

Ya desde la entrada vemos los elementos que conforman la casa de Marisa: vegetación, materiales naturales y piezas con encanto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Entrada

Una fotografía en gran formato de un camino lleno de vegetación preside la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Buena compañía

Marisa vive en este ático con su pareja y su perrita. La mesa de centro es una creación suya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En constante cambio

Optar por piezas en colores neutros le ha permitido crear una base sobre la que poder experimentar con accesorios y con el color de las paredes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ponerse cómodo

En la decoración ha primado tanto la estética como la comodidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A mesa puesta

Vista del comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Base blanca

Las sillas y la estantería blanca son la base perfecta para añadir colores y texturas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fiel lectora

Un mueble secreter recuperado por ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Oído, cocina

En la cocina, armarios con frente de madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Blanco, negro y madera
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy natural

En el dormitorio ha pintado las paredes en verde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón de vestidor

Con un banco y barra para perchas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Trabajo y placer

Un rincón de estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un retoque

Zona de tocador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo guardado

Ha aprovechado todos los rincones de su casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El segundo baño
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo