Un apartamento de soltero con mucho DIY

Nuestro lector Gonzalo nos abre las puertas de su hogar en Buenos Aires, un estudio de 36m2 con terraza que ha adaptado a sus gustos y necesidades.

"Mi pequeño apartamento es un estudio de 6 metros por 6 metros. Al llegar, acepté el desafío de ambientar un sector cuadrado, donde debería comer, dormir y trabajar". Así nos explica Gonzalo la base de la que partió al idear su nuevo hogar, un apartamento en el barrio de Villa Crespo de Buenos Aires, que, pese a su reducido tamaño, debía contener diferentes espacios para múltiples actividades. "Después de varios diseños, conseguí un plano con la distribución y delimitación de los sectores que buscaba", afirma este futuro arquitecto. Al entrar, un pasillo nos lleva hasta la zona del salón, situada entre la de estudio y la del dormitorio. Detrás del sofá, que sirve como separador, descubrimos una mesa del comedor que sirve como apoyo a la cocina (por su puesto, abierta al espacio común).

En la decoración, predominan el gris, el blanco y el negro con pinceladas de amarillo, los objetos personales, recuerdos de viajes o de familia, como el mueble de la televisión ("una herencia de mi abuelo, que ya era modernísimo en los años 70 cuando fue comprado", explica), y las piezas DIY: "Me encanta realizar mis propios diseños", confiesa. "El respaldo y la mesa de centro son palés reciclados por mi, la barra de comedor era un mueble encontrado en la calle que reciclé con listones de pino, el banquito de carpintero lo actualicé con pintura en aerosol y un stencil, el perchero, el revistero, la mesa del balcón, el florero vertical, las lamparas de pie y de mesa y el biombo colgado como mural también son diseños míos", afirma orgulloso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pasillo de entrada

Gonzalo ha colocado un perchero y una estantería para aprovechar el espacio del pasillo que da acceso a la vivienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona común

Vista general del único espacio con el que cuenta el estudio. Podemos distinguir la zona de escritorio, el dormitorio y el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de confort

El salón, com un mueble que Gonzalo heredó de su abuelo y que "ya era modernísimo en los 70, cuando él lo compró", explica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
DIY

Muchas de los muebles del estudio los ha elaborado el propio Gonzalo con piezas que ha rescatado. El cabecero de la cama, fabricado a partir de un palé, es un ejemplo de ello.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pinceladas de alegría

En el estudio predominan el gris, el blanco y el negro y el propietario ha querido dar pinceladas de amarillo porque "simboliza energía, alegría y optimismo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chico aplicado

La zona de estudio de Gonzalo, un futuro arquitecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Viaje decorativo

El propietario confiesa su devoción por el estilo nórdico aunque asegura que en los últimos años ha cambiado: "fue mutando con el eclecticismo de los objetos que fui recabando en viajes o los regalos que me fueron haciendo", explica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ponerse cómodo

Vista de la zona del salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Segunda oportunidad

La mesa del salón también es un palé reutilizado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mente abierta

La cocina también se encuentra abierta al espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Divide y vencerás

El sofá ejerce como divisor con la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un buen apoyo

Detrás del sofá encontramos la mesa del comedor que sirve también como apoyo auxiliar para la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fiebre amarilla

Gonzalo restauró algunos de los asientos con spray y stencils. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina

Vista de la cocina. A la derecha, el armario con puertas blancas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tic, tac...

El reloj de la cocina también aporta una pincelada de color.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bodegón

Algunos objetos sobre el frigorífico de la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tener buena planta

El macetero también es un diseño de Gonzalo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vida exterior

El estudio cuenta con una terraza de 6 metros cuadrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Acapulco, baby

En la terraza ha colocado dos sillas Acapulco de colores vivos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piensa en verde

En otro rincón de la terraza, varias plantas aportan un toque muy natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano

El plano del estudio diseñado por nuestro lector, Gonzalo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo