Un miniático con terraza en Madrid

Un joven estudio comparte con nosotros este piso de 30m2 que demuestra que, con ingenio, el tamaño no importa.

Los propietarios de este piso situado en la calle Ferraz de Madrid querían ponerlo a la venta y sabían que una buena reforma que consiguiera exprimir al máximo cada uno de los 30 metros cuadrados (más 8 de terraza) podría suponer una subida del precio y que el tiempo hasta que alguien se enamorara perdidamente de él fuera menor. Los encargados de llevar a cabo esta tarea fueron los interioristas del estudio Boldline, que no solo redistribuyeron la vivienda, abrieron los espacios y ejecutaron la obra, también diseñaron muchas de las piezas de mobiliario logrando que se adaptaran a la perfección a las zonas disponibles.

Al entrar, un pasillo nos conduce al espacio principal, donde nos encontramos con una mesa de comedor que nace de la encimera, un frente de armarios de cocina y un área social con sofás. Tras una estantería se esconde el dormitorio principal, donde dejaron una pared de ladrillos a la vista que dota a la estancia de mucho carácter.

www.boldline.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pase, está abierto

En la entrada, un pasillo de baldosas hidráulicas nos invita a adentrarnos en los 30m2 de este ático.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reinterpretar la tradición

En este espacio destaca el espejo y el chandelier contemporáneo diseñado por el estudio Boldline.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño

Tras la cristalera del pasillo encontramos el baño con paredes y suelos de cemento pulido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A medida

Los interioristas han ideado muchas de las piezas de mobiliario ex profeso para el proyecto, consiguiendo aprovechas los espacios al máximo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina con vistas

Una ventana bajo los armarios de la cocina ilumina la encimera con luz natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A mesa puesta

La mesa del comedor surge de la encimera de la cocina en el mismo color de los armarios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de confort

Enfrente de la cocina encontramos el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Apartamento para dos

Tras la pared de la estantería se encuentra el dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mucha luz

Aunque el piso es pequeño, cuenta con muchas ventanas, lo que amplia los espacios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tocar madera

En el dormitorios, cabecero de madera con mesillas integradas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Texturas

Se descubrió el ladrillo de una de las paredes, dando carácter al espacio. La lámpara de techo es un cubo transparente con muchas bombillas en su interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vida exterior

El miniático cuenta con una terraza de 8 metros cuadrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Uno para todos

Con una hamaca y mesas y sillas de metal plegables se consigue cambiar el espacio dependiendo de su uso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Intimidad

Unas ventanas de aspecto envejecido y unas plantas trepadoras dan intimidad a la terraza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo