Una antigua lonja convertida en loft

Tras una reforma completa, nuestra lectora convirtió una antigua lonja en un loft personal y muy actual donde la luz y el color rojo son ejes de la decoración y distribución interior, en dos alturas.

image

El loft de Evine, nuestra lectora, esté situado en Bilbao y antiguamente era una lonja donde se guardaban palés y trastos viejos. Evine es personal assistant y tiene formación en decoración e interiorismo, entre otras materias. Este loft es su proyecto personal. Con la ayuda del arquitecto creó su hogar de dos alturas, en el que la luz tiene un lugar destacado.La construcción cuenta con seis ventanas.

Nada de lo que hay en el loft es casualidad. Todas las piezas cuentan con una historia detrás. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La zona de estar del loft

Nuestra lectora Evine consiguió hacer realidad su sueño de transformar una antigua lonja en un loft que es ahora su hogar. La altura de los techos se aprovecha con dos pisos. La escalera es un elemento decorativo que se integra en el interiorismo de la primera planta.

El color rojo también en el salón

El blanco potencia la luminosidad de la vivienda mientras que las pinceladas en rojo están presentes en todos los ambientes.

El salón queda junto a la escalera por la que se accede a la planta superior.

La cocina

La cocina se organiza en dos frentes y mobiliario en blanco y rojo.

Acero, blanco y rojo

Los electrodomésticos se han escogido en acero.

Un office muy práctico

Una consola alta a modo de barra, adosada a la pared, y taburetes en rojo conforman un office mini muy práctico.

Para dos

Vista de los muebles de la composición para dos.

Detalle de la mesa del office
Al fondo, el salón

Todos los ambientes están conectados por las pinceladas en color rojo.

El recibidor

La entrada a la vivienda queda despejada y se decora con un aparador bajo metálico en color rojo.

En detalle

Detalle de la decoración sobre el mueble del recibidor.

Más almacenaje

A cada lado del aparador rojo una columna metálica en color blanco.

La decoración de la puerta de entrada

La puerta de entrada al loft se ha decorado con motivos relacionados con una obra.

Desde el salón

Vista del recibidor desde el salón. La ausencia de tabiques hace que los ambientes se comuniquen visualmente.

Prohibido el paso a toda persona ajena a esta obra

Un guiño al mundo de las obras.

Cuarto de baño en la planta baja

El cuarto de baño de la planta baja se ha decorado en rojo y blanco también y cuenta con inodoro, lavabo y una espaciosa ducha.

Zona de ducha delimitada y decorativa

La mampara de cristal transparente delimita la zona de la ducha sin acortar el baño y dejando ver los revestimientos de la zona que poenn color en toda la estancia.

La escalera, un elemento decorativo más

La escalera de caracol por la que se accede al nivel superior, donde se encuentra el dormitorio y una zona de lectura, es un elemento decorativo más, pintada en rojo y blanco.

Detalle de la carpintería interior del loft
QUITAR
Los acabados

El contraste del blanco de paredes, carpinterías y frentes de armario con el suelo es agradable y acertado.

En una esquina

Un detalle de un pequeño mueble esquinero de Evine en su casa.

Y desde la planta superior…

Así es la vista desde el nivel superior a la planta principal. La barandilla de cristal permite que se mantenga la sensación de apertura del loft. En este nivel se encuentra el dormitorio con baño integrado y una zona de lectura.

La butaca de la zona de lectura con la mascota de Evine

La mascota de nuestra lectora se ha colado en este coqueto rinconcito de lectura.

Una lámpara joya

Una lámpara con brazos, pantallas en rojo y cuentas de cristal cuelga del techo y se convierte en una pieza joya. Dada la altura de los techos de la construcción resulta muy acertado optar por un diseño llamativo que "llene" el espacio. 

El dormitorio principal

El dormitorio principal cuenta con un baño integrado. El cabecero esconde espacio de almacén.

Un cabecero muy indicativo

La pared del cabecero se ha decorado con dos señales.

Con baño integrado

En esta imagen se aprecia la pared de cristal que delimita el baño, integrado en el dormitorio.

La zona de la ducha

Detalle del tabique de cristal que separa la zona de la ducha del dormitorio. Cuenta con una zona superior transparente y otra translúcida que concede intimidad a la zona.

El lavabo del baño principal
Stop, entrada al loft
QUITAR
Publicidad - Sigue leyendo debajo