Un salón, tres zonas: estar, tertulia y comedor

En 20 metros cuadrados, nuestros lectores han sabido crear un ambiente equilibrado gracias a la elección de mobiliario sencillo, personlizado con los detalles y complementos. El salón se distribuye así en zona de estar, rincón de tertulia o lectura junto al ventanal y comedor.

Este salón comedor pertenece a la casa de nuestros lectores, ubicada en Madrid y decorada con mucho cariño. Sus propietarios querían lograr una estancia cálida y espaciosa. Optaron por los blancos y grises de bases, animados con complementos y textiles en color.

Las lámparas son de Foscarini, el móvil sobre la zona de tertulia, de Flansted. La pequeña mesa verde y los butacones se adquiriron en Maison Du Monde. El mueble principal es de Moka Interiorismo. Entre el mobiliario hay también piezas como el sofá, la mesa o las sillas que son piezas más antiguas retapizadas o pintadas para darles un aire nuevo. ¡Y todo encaja!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estar y comedor

El comedor queda junto a la puerta de acceso. El estar ocupa la zona más amplia y luminosa de la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estar con dos zonas: tertulia y sofá

La zona de estar cuenta con un rincón de tertulia o lectura junto al ventanal, con dos butacas y una mesita auxiliar, y otro espacio para el sofá y el mueble principal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Diseños variados en el salón

La mesa de centro es un diseño en madera. Aquí se aprecia la elección para el mueble principal de nuestros lectores: una composición modular que ofrece soluciones de almacén como las baldas para los libros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un rincón funcional y divertido

Detalle del rincón creado junto al ventanal con un par de butacas y una divertida mesa auxiliar, tipo velador, actualizado en verde mint.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Junto al ventanal

Un rincón perfecto para disfrutar de las vistas y luminosidad al recoger el estor en blanco que tamiza la luz. En la pared se aprecia el papel pintado que la reviste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy personal

Láminas y fotografías personales decoran las paredes y aportan color y dinamismo al conjunto, que resulta personal y vivido.

El diseño del mueble, con un módulo apoyado en el suelo y otro volado resulta ligero. Además de las estanterías junto a la zona de tertulia, el mueble incorpora una vitrina.

El detalle: la pared del mueble la decora también un vinilo diente de león.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista general del salón desde el comedor
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Desde el techo…

Las lámparas y el móvil que penden del techo crean sensación de movimientos en toda la planta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sobre la mesa de comedor

Detalle de las lámparas sobre el comedor: burbujas transparentes que envuelven bombillas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La decoración de la zona de comedor

En la pared del comedor, las láminas cuelgan de cables desde un riel superior a diferentes alturas. ¡Y aportan color a una pared pintada en tono neutro!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles decorativos

En un rincón del comedor, una escalera apoyada en la pared, perfecta para tener a mano las mantitas.

Sobre la mesa del comedor, varios detalles deco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Notas de color

Sobre la mesa de comedor, en un jarrón de cristal, varias ramas artificiales con hojas de colores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo