Una mini casa para celebrar una boda

A veces, el tamaño lo es todo cuando se quiere recrear una escena muy íntima. Echa un vistazo a esta pequeña en tamaño, pero grande en estilo, boda.

image

Cuando Whitney Leigh Morris y Adam Winkleman decidieron casarse, no pudieron imaginar un escenario más perfecto que la pequeña casa de poco más de 33 metros cuadrados que han compartido juntos la mayor parte de su relación de seis años. Era simple, natural y (lo más importante) les permitió centrarse en sí mismos y en sus invitados. Y además está situada en los canales de Venice Beach en California.

"Nos encanta nuestra vida aquí, y sentimos que eso es algo digno de celebrar, tanto como nuestra unión legal", dice Whitney. Así que desde la escalera de entrada de su casa de 1924 de estilo artesanal y con sus 60 invitados sentados al rededor, se dieron el "sí quiero". "Fue una experiencia maravillosa estar rodeado de nuestra familia y amigos, ya que pudieron ver la ceremonia desde ambos lados del jardín y desde el interior de nuestra casa", nos cuenta Whitney.

El estilo de la boda fue a propósito ocasional e inspirado en su vida cotidiana: "Queríamos que el evento fuera como una versión ligeramente más festiva de nuestra vida ideal en Venecia," dice Morris. Eso significaba un escenario al aire libre, pequeños cócteles y cerveza local para brindar con los amigos más cercanos y queridos.

Si quieres ver más sobre esta pareja, este es su blog, The Tiny Canal Cottage, o seguirles en Instagram. Cada foto es más bonita que la anterior.

Fotos: Monica Wang y Whitney Leigh Morris.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cestas de regalo

Los regalos se colocaros en cestas en la sala de estar: flores y frutas frescas del mercado, así como una banda de piel de oveja.

Flores por las paredes

También colocaron tubos de ensayo con flores y ramilletes por las paredes exteriores de la casa para crear un ambiente casi flotante.

Ambientes naturales
Preparando a la novia
Guirnalda de flores

Una guirnalda con flores cuelga de la puerta principal y sirve como telón de fondo para su ceremonia.

La boda

Un amigo cercano fue el encargado de casar a la pareja al atardecer, ya que pensaron que sería la temperatura perfecta para sus huéspedes.

¡Viva los novios!
Música para la boda

Al lado de la barra del bar, un tocadiscos portátil se encarga de poner música a la celebración.

Un jardín para el convite

Tras la puesta de sol, la fiesta tuvo lugar fuera, hasta que todos se fueron a un restaurante cercano donde se había organizado el banquete y más amigos y familiares se unieron.

Decoración con materiales reciclados

En lugar de poner floreros en las mesas, utilizaron las botellas de licor que usaron para preparar los cócteles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo