Una casa actual en Málaga con toques de color

Mª José y Juan viven en Málaga en un piso pequeño de 56 metros cuadrados, reformado y decorado para ganar amplitud y comodidad. Nuestros lectores nos abren las puertas de su hogar. ¿Quieres verlo?

Abrimos esta casa por la cocina, una de las estancias que mejor reflejan el espíritu de esta casa de 56 metros cuadrados, ubicada en Málaga. Mª José y Juan, sus propietarios, reformaron la vivienda para ganar amplitud. Todas las decisiones tomadas se basan en la necesidad de multiplicar visualmente los metros y lo han conseguido. La decoración es sencilla e intenta no abusar de las piezas pesadas para que los pasos sean fluidos y la vista se pierda al fondo sin elementos verticales que corten su recorrido.

Pero el color es importante en la vida de nuestros lectores y está presente en todos los ambientes en complementos que alegran las estancias. En la cocina, blanco y rojo. En el salón, toques en naranja y verde… ¿Pasamos a ver el resto?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El salón en tonos vivos

Salón con neutros de base y textiles en colores. Aquí el naranja y el verde son los tonos escogidos por los propietarios de la casa para animar la estancia. Muy vital.

Cojines y estor, de El Corte Inglés.

La iluminación también ha sido muy importante para Mª José y Juan, que han intentado incorporar varios puntos artificiales que creasen ambiente y evitasen las sombras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La terraza

La terraza, con estilo y muebles muy ligeros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El comedor

Mª José resolvió los espacios eliminando alguna puerta como las de la cocina y el salón. En el suelo un revestimiento que unifica toda la planta: tarima flotante.

La mayoría de los muebles de la casa son de Mymobel aunque hay complementos adquiridos en viajes por la geografía Española y Portugal. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles personales

Detalles personales y objetos decorativos adquiridos en grandes superficies y en pequeñas tiendas que los propietarios han descubierto en sus viajes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mantener el orden

Los colores claros y luminosos predominan en las paredes (pintadas en blanco perla y topo) para aligerar el espacio aunque las notas de color están presentes en detalles. Un ejemplo, este rincón del salón con la librería y vitrina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina

La cocina, espaciosa, luminosa y rebosante de vitalidad gracias a las pinceladas en rojo sobre una base en blanco.

Mobiliario de la cocina, de La pradera. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El recibidor

Detalle del perchero en el recibidor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zonas de paso de la vivienda

Vista del interior de la vivienda donde se aprecia las zonas de circulación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Siempre con notas de color

Una zona de paso muy viva gracias a las pinceladas de color.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio infantil

En la habitación del pequeño de la casa las paredes se han pintado en azul turquesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio principal

El dormitorio principal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño

Un baño fresco con notas en color verde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo