Una casa familiar reformada con mucho amor en el barrio del Cabanyal

Construida en 1905, esta casa siempre ha pertenecido a la misma familia, generación tras generación. Su propietaria actual Paula ha realizado una reforma para copiar.

cocina con isla integrada en el salón
Ricardo López

    Si conoces Valencia, seguro que alguna vez has visitado el Cabanyal-Canyamelar. Y es que este barrio de pescadores, próximo a la playa de las Arenas, se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos (algo así como el barrio de Lavapiés o el de Malasaña en Madrid). Allí, en el año 1905, se construyó una casa de dos plantas que a día de hoy sigue en pie, y que siempre ha pertenecido a la misma familia, generación tras generación. Su actual propietaria, Paula Sanz, se encargó junto a su pareja –diseñador industrial especializado en producto, y apasionado de la arquitectura– de la reforma integral de la vivienda.

    ''Origin siempre fue la casa familiar de los Sinisterra Cervera, es decir, los padres de mi abuela, que más tarde y en pleno 1930 tuvieron a mi abuela y a dos hijos más. Ellos empezaron a construir sus memorias en esta vivienda que más tarde fue heredada por Mercedes y Paco, mis abuelos, quienes tuvieron dos hijos, y donde más tarde yo viví los recuerdos más bonitos de mi infancia'', explica Paula.

    Tras la muerte de sus abuelos, Paula sintió que el legado debía continuar, pero a pesar de que la vivienda era 100% habitable, no gozaba de su esencia inicial, por lo que decidió llevar a cabo una reforma integral para recuperarla.

    Ricardo López

    Inicialmente, la casa contaba con tres dormitorios amplios, un comedor de verano y otro de invierno, y un baño. Todo ello en 92 metros cuadrados. Pero… ¿para qué querían tantas habitaciones? El objetivo estaba claro: cambiar la distribución para crear un concepto office con espacios abiertos, sin compartimentación.

    Ricardo López

    La fase de derribo comenzó en junio de 2021, y la reforma culminó tras un año y tres meses. ''Queríamos volver a ver las paredes originales de la casa, que son de ladrillo caravista. También deseábamos recuperar el techo, por lo que dejamos las vigas vistas y las bóvedas de la típica construcción valenciana'', comenta Paula.

    Ricardo López
    Ricardo López

    Ricardo López

    Un pedazo de historia en las paredes

    La magia surgió, sin duda, en la fase de derribo, donde el equipo de construcción encontró un secreto en las paredes. ''Era algo que jamás pudimos imaginar, mis abuelos vivieron una guerra y un servicio militar, y todos estos recuerdos en forma de cartas y promesas de amor quedaron guardados en sus paredes. No podíamos creerlo, acudimos a la casa y vimos todo aquello, era ¡un tesoro! Sentíamos en ese momento que éramos ricos, teníamos ante nuestros ojos unas cartas que hablaban de amor en tiempos de guerra, en tiempos de servicio militar, telegramas, besos, promesas, cartas con olor a perfume, miedos, e incluso mensajes secretos que no hemos sido capaces de descifrar… Desde ese momento, la emoción inundo nuestros corazones y sentimos que la casa era todavía si cabe más especial'', cuenta Paula. ¡Y no es para menos!

    Ricardo López
    Ricardo López

    La decoración actual se define por un estilo rústico que combina elementos modernos con madera y piezas diseño, donde cada uno de los rincones tiene un significado especial para Paula, que se remonta a antaño.

    Ricardo López

    La cocina original era verde, así que Paula y su pareja decidieron incorporar el color a la cocina actual. Ahora, las paredes combinan el color blanco con el ladrillo caravista, y los ventanales han recuperado su altura original, dando lugar a una entrada de luz natural que otorga calidez durante todo el día.

    La isla es uno de los protagonistas de la vivienda, con una campana de carbono de la marca Klarstien.
    Ricardo López

    ''Hay una pared especial que hemos querido conservar en la cocina, donde se pueden observar los distintos papeles con los que la familia forró sus paredes, con ello recordamos que estamos hechos de nuestro pasado, pero a la vez somos presente'', dice Paula. El espacio de almacenaje ha sido otro de los puntos a destacar gracias a los armarios frente a la isla, donde vemos la lavadora totalmente integrada en su interior y los diferentes armarios ocultos.

    Ricardo López

    Ricardo López
    Ricardo López

    El dormitorio principal incluye un baño en suite de diseño moderno. Este se realizó con concepto landscape gracias a la ducha, que a través del cristal recibe luz natural y ofrece vistas directas a la habitación.

    Ricardo López

    El mármol y los espejos con luz directa generan una perfecta simbiosis, dando lugar a una armonía entre lo clásico y lo moderno en este espacio.

    Ricardo López
    Ricardo López
    Ricardo López

    A nivel estructural, teniendo en cuenta que Origin se encuentra en un edificio de dos alturas construido hace más de 100 años, se han tenido que reforzar algunas de las vigas del suelo. ''Ha sido un proceso precioso, en el que hemos disfrutado y trabajado. Hemos dado las mejores calidades a nuestra vivienda, desde suelos de madera natural, hasta los mejores materiales para tratar las paredes y el mobiliario'', concluye Paula. Sin duda, ¡un proyecto que nos ha llegado al corazón!

    Dirección de arte: Paula Sanz.


    Publicidad - Sigue leyendo debajo