Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Este estudio pertenece a un palacio del siglo XIV

La ubicación no podría ser más idílica: el barrio barcelonés del Born.

El estudio que hoy te mostramos está ubicado en un antiguo palacio del siglo XIV en el barrio del Born, una de las zonas con más encanto de la Ciudad Condal. A pesar de que el edificio fue rehabilitado en el año 1992, sigue conservando gran parte de su esencia original. La propietaria y encargada del proyecto de reforma integral y decoración (también lectora de nuestra revista), Inma López, vivió en él hace bastantes años, y su experiencia no tiene desperdicio.

''Cuando fui a vivir allí, trabajaba en una multinacional durante muchas horas al día, pero era llegar a casa y sumergirme en otro mundo, tenía la sensación de estar de vacaciones. Recuerdo despertarme los sábados por la mañana, desayunar en la barra con música de fondo y salir a comprar al mercado, pasear por las calles peatonales del barrio, parar a tomar un café en una terraza, leer tranquilamente en el sofá hasta las tantas...''.

Aunque trabaja como economista, Inma es una apasionada del color, el arte, el diseño, el DIY y todas las cosas bonitas. ¡Y este proyecto de interiorismo demuestra que domina la decoración como una profesional! ❤️

Gabrielle Merolli

LA REFORMA PASO A PASO

Pintado de muebles: La casa contaba con muebles de pino que le daban un aire muy rústico y desfasado al estudio, pero estaban en buen estado, así que, pensando en el medio ambiente, Inma prefirió pintarlos a la tiza en color blanco, a excepción del fondo de la vitrina y la parte trasera del armario que actúa como divisor de ambientes, pintada en azul clarito. Has de saber que en esta actividad también colaboró su hijo de 6 años. ¡Adorable! 😊

Gabrielle Merolli
Gabrielle Merolli

Cocina completa: Inma eligió nuevos muebles de madera hechos a medida. Además, minimizó el zócalo con el objetivo de ganar espacio para un cajón encima del horno y del armario de al lado (a la vez se simuló un cajón bajo el fregadero). La barra se mantuvo, pero la pintó y reemplazó el tablero por otro más grueso.

De la cerámica blanca se pasó al parquet para aportar calidez. También se cambiaron los mecanismos de enchufes e interruptores, y las lámparas.
Gabrielle Merolli
Gabrielle Merolli
Gabrielle Merolli

Para seleccionar el mobiliario, Inma se inspiró en la decoración nórdica, combinando diseño y funcionalidad. Por ejemplo, era imprescindible que la mesa de comedor fuera pequeña, pudiendo extenderse durante las visitas.

Gabrielle Merolli

Guiños del pasado: Inma decidió mantener las fotos encima del sofá. Se trata de imágenes del Born que tomó hace más de 15 años, cuando se mudó al estudio.

Gabrielle Merolli

Cuadros: Otra de sus pasiones es la pintura, así que realizó algunas obras para las diferentes estancias, dándole un toque sumamente especial a la decoración.

Gabrielle Merolli
Gabrielle Merolli
Gabrielle Merolli
Gabrielle Merolli

Reforma del baño: La bañera se cambió por una ducha que ocupaba menos espacio. También se reemplazó el sanitario y se colocó un mueble suspendido de madera en la zona de lavabo. Durante el proceso, a Inma se le ocurrió hacer un armario empotrado abierto a la habitación. Para que quedase perfectamente integrado, las puertas se eligieron en blanco sin tiradores.

Gabrielle Merolli
Gabrielle Merolli

Retrato de la sonriente artista.
Gabrielle Merolli

Proyecto e información: Cortesía de Inma López. Síguela en su blog.


Publicidad - Sigue leyendo debajo