La preciosa casa de campo de los padres de Lara en Cantabria

Hace 20 años, los padres de nuestra lectora adquirieron una ruina que lograron trasformar en el hogar de sus sueños.

casa de campo restaurada en cantabria
Lara de Vicente

Nuestra lectora Lara De Vicente ha querido compartir con nosotros la preciosa historia de esta casa de campo en Cantabria. Hace más de 20 años, sus padres compraron una ruina que consistía en una cuadra con pajar y una vivienda que había que restaurar sí o sí. Con toda la ilusión del mundo, se pusieron manos a la obra hasta concebir el hogar de sus sueños.

Como los padres de Lara siempre han sido unos enamorados del interiorismo, ellos mismos se encargaron de casi toda la reforma. 20 años de trabajo, dedicación y pasión, que se han visto recompensados con creces.

La casa tiene 210 m2, con un porche acristalado de casi 50 m2, una galería de 20 m2, estanque, piscina, garaje y un cobertizo para herramientas en un jardín de 800 m2. Por otro lado, los interiores desprenden ese encanto rústico tan habitual y acogedor de las casas de campo. ¡Vamos a verlo!

Lara de Vicente
La iluminación de la galería vuelve este espacio mucho más acogedor cuando el sol se esconde.
Lara de Vicente
Lara de Vicente
El estanque detiene el tiempo y recrea en el jardín un ambiente zen, perfecto para la contemplación.
Lara de Vicente
En una casa de campo, no podrían faltar los clásicos sillones orejeros como rincón de lectura.
Lara de Vicente
Y por supuesto, ¡una chimenea de piedra!
Lara de Vicente
Tampoco faltan detalles como las vigas de madera expuestas y pintadas de blanco para potenciar la luminosidad de las estancias. Además, la combinación de muebles antiguos y elementos modernos como el papel pintado con helechos, aporta mucha personalidad a la vivienda.
Lara de Vicente
Lara de Vicente
Lara de Vicente
Lara de Vicente

Información: Cortesía de Lara de Vicente.

Si también quieres ver tu casa aquí, escríbenos: comunidad@micasarevista.com


Redactora especializada en decoración, moda, belleza y lifestyle.
Publicidad - Sigue leyendo debajo