Grifería para el baño

¿Se avecinan cambios en el baño? Todo comienza con un pequeño gesto. El grifo, uno de los protagonistas indiscutibles del aseo, también merece especial atención. Aquí tienes ocho ideas bonitas y prácticas para dar el paso. 

image
Apuesta por un grifo monomando

Como éste: sencillo, minimalista y depurado. Grifo de caño alto de la colección Ática, de Ramón Soler.

1 de 8
En la ducha

Si el cambio está en la ducha, ¿qué tal un grifo con limitador de caudal? Una práctica solución de ahorro. Éste, es de Roca.

2 de 8
Caño alto

Se acabó eso de retorcerte a la hora de lavarte los dientes. Los grifos de caño alto, ganan por goleada. Este modelo monomando es de Grohe.

3 de 8
Tecnología punta

La tecnología se instala en tu baño. Concretamente, en tu grifo. Modelo electrónico con infrarrojos. Detecta el movimiento para dejar salir el agua de forma eficiente, de Laufen.

4 de 8
Moderno y con color

Añade un toque de color en el lavabo con modelos como éste, en negro y rojo, de Giulini G.

5 de 8
Diseño nórdico

Deja que entre en tu cuarto de baño a través del diseño de la grifería: suave, redondeado y fluido.

Foto: Cortesía de La Redoute.

6 de 8
Un juego completo

Puestos a cambiar, que sea a lo grande. Juego de lavabo de cerámica con grifo de caño alto, de Jacob Delafon.

7 de 8
Pequeño y eficiente

Una idea perfecta para baños pequeños. Es un modelo monomando en cromo brillante de la colección Kumin, de Jacob Delafon.

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños