Pistas para tener el armario perfecto en el cuarto de baño

Sábanas por aquí, mantas por allá, toallas de un juego que se pierden y no vuelven a aparecer... Con estos consejos e ideas para organizar la ropa de baño, de cama, cosméticos... ¡Será un placer abrir el armario y contemplar tu ajuar!

Si cada vez que abres el armario de la ropa blanca preferirías no haberlo hecho, algo falla. Reserva unas horas para vaciarlo y limpiarlo. A continuación, separa lo que ya no usas y dónalo; por último, ordena los juegos bien apilados y pon en práctica los trucos que te damos en estas páginas para que su interior sea impecable. Básico en todo armario de este tipo: la rotación. Seguro que tienes piezas favoritas entre la ropa de casa, pero debes alternarlas para utilizar todo, y así tus preferidos no sufrirán tanto desgaste.

Ordena bien y ocupará menos

Nunca guardes la ropa de hogar sucia. Las manchas pálidas que quedaron en el mantel después del lavado no desaparecen por sí solas; al contrario, se endurecen con el paso del tiempo, mientras están guardadas. Por tanto, cerciórate de eliminar la mancha, y entonces, la ropa de hogar sí estará lista para depositarla en el armario.

Asegúrate de que todo está bien seco. Cuando las prendas están mojadas, aumentan el nivel de humedad en el interior del armario, se marcan más las dobleces e, incluso, pueden aparecer manchas de moho.

Para aromatizar la ropa, coloca en el armario una mandarina pinchada con clavos de especia. También puedes poner una caja abierta con bicarbonato o bolsitas de tela con tizas o con trozos de carbón activado en su interior (los bolsos nuevos suelen incluirlo en pequeñas bolsitas que puedes utilizar). Si guardas la ropa de hogar en cajones, mete hojas de laurel para conseguir, además de un agradable aroma, un recurso antipolillas. También funcionan las bolsitas perfumadas con flores de lavanda, tomillo...
Truco infalible. Guarda todo el juego de cama junto después de plancharlo. Dos opciones, colocarlo dentro de la funda de almohada o doblar la sábana encimera en tercios, de modo que sirva como un sobre o un paquete, para envolver con ella el resto de las piezas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario exento

Tanto si guardas la ropa de hogar en un armario exento, como este de la foto, o en uno empotrado, tus enemigos son el mal olor, la humedad y el moho. Fresco, oscuro y seco, así debe ser el lugar donde coloques sábanas, edredones, colchas, almohadas... Si vives en una zona húmeda, pon un deshumidificador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bolsa de tela para la ropa

Bolsas, Eco y Low-cost. De tela, lino y algodón, son idóneas para guardar la ropa de cama de otra temporada, así no olerán a cerrado cuando la necesites. Puedes comprarlas, pero también hacerlas en casa reciclando ropa de cama que ya no uses y anudándolas con un cordón de pasamanería. Recuerda identificar su contenido con etiquetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cestas cromadas

Guarda en contenedores bonitos los botes y los productos de lavado y plancha. Solo hace falta colocar etiquetas para saber enseguida lo que contienen; así quedan ocultos y el interior del armario luce ideal. Etiquetas en papel craft, en Ohnaif.com. Cestas cromadas: sin funda, se pueden encontrar en Ikea, y para colgar de una balda, en Bauhaus (13,65 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cinta lisa o decorada

Consigue que sábanas, toallas y mantelerías tengan el mismo aire de luxe que el de la ropa de hogar de los escaparates. Apilados y anudados con cinta lisa o decorada, ¡parecerán regalos! Un detalle vintage, tan práctico como decorativo: los portaetiquetas para cajas y cajones, que indican si el juego de cama es individual o doble. Cintas, en El Corte Inglés e Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bandejas de metales pulidos

Utiliza una bandeja para organizarlos con estilo y parecerán auténticas amenities de hotel. Prueba con bandejas de metales pulidos y envejecidos. Búscalas en Zara Home y en las webs de Lene Bjerre y Nordal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escuadras invertidas

Los armarios suelen tener baldas diáfanas y un interior sin interés. ¿Cómo renovarlo, sin cambiarlo? Además de las ideas anteriores, puedes crear divisiones con escuadras invertidas, atornilladas o pegadas. Las decoradas con ornamentos de la forja artística son un plus de estilo. Escuadra similar, modelo Mariposa, en Leroy Merlin (11,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cajas, cestas y bandejas

En cajas, cestas y bandejas, aliadas del orden, facilitan el acceso a la ropa situada en las baldas más altas e inferiores, y no tanto en las intermedias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Envases de vidrio

Si te gusta presentar bien los productos de aseo para tus invitados, reserva un hueco del armario para tener estos detalles siempre a mano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa