¿Cortina o mampara?

Seas del bando que seas, estas ocho ideas te van a encantar. Ocho alternativas prácticas y con mucho estilo para mantener la privacidad a la hora de la ducha.

image
Intimidad y elegancia

En este ambiente, la bañera queda al descubierto de forma elegante y una pequeña mampara de vidrio a cuadros translúcidos sirve, en este caso, para resguardar la zona del retrete. Foto: Marazzi.

1 de 8
Intimidad dorada

En este caso la bañera, de estilo minimalita con formas redondeadas, queda protegida del resto de la estancia con un bonito biombo en oro envejecido. La nota la pone la lámpara, colocada en la zona de baño.

2 de 8
Ducha redondeada

Un diseño diferente que convierte en auténticas protagonistas a las siluetas redondeadas. En este caso apuestan por una cortina ligera y sinuosa en vez de la dureza de la mampara.

3 de 8
Minimal

Esta ducha hará las delicias de las minimalistas y apasionadas del diseño. Con fondo en intenso naranja y protegida por una mampara transparente de vidrio templado con puertas correderas. Es de Lasser.

4 de 8
Diseño sueco

Los países nórdicos imponen sus costumbres. También las cortinas de ducha, habitualmente colgadas de soportes circulares sobre platos de ducha o bañeras. Foto: House Doctor.

5 de 8
Mármol y vidrio

Un pequeño espacio protegido de la vista de todos a base de mármol y vidrio. Ideal para pequeños apartamentos.

6 de 8
Ambientes separados

La bañera se separa del resto del ambiente a través de una cortina opaca en negro. Un contraste ideal para una estancia puramente blanca y clara. Foto: Hansgrohe.

7 de 8
Retro

Este ambiente minimalista y retro a la vez se sirve de un cubículo para ubicar el espacio de relax con una ducha en cascada. Mampara y cortina se unen en una misma solución.

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños