Baño con espíritu rústico

La sencillez y el romanticismo invaden este cuarto de baño pintado en blanco y ocre y decorado con piezas vintage recuperadas en mercadillos.

image

La decoradora Tara Flanagan compró una casa rústica en Begur (Girona), a la que pertenece este cuarto de baño reformado con un toque vintage. Su nueva distribución cuenta con tres zonas divididas en bañera, lavabo e inodoro y ducha de obra al fondo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ducha de obra

La planta irregular del baño se aprovechó para realizar una ducha de obra con dos cabezales -uno fijo y otro flexible de teléfono- y desagüe en el centro. La ducha se separó del lavabo con un murete de obra rematado con un cristal hasta el techo. A su lado se situó el lavabo con pedestal y una ménsula antigua con cajón, restaurada por la decoradora Tara Flanagan.

Bañera exenta con grifería mural

En el lado opuesto al lavabo y pegada a la pared se ubicó la bañera exenta, con grifería mural, y un espejo de gran formato. Ambos son piezas clave que evocan un estilo vintage. Junto a ellos, la estantería blanca y el cesto para toallas resultan muy prácticos. Espejo, bañera y estantería auxiliar recuperados y restaurados por Tara Flanagan.

¿Poco espacio?

Si el espacio es reducido, como en este caso, evita muebles grandes de almacén que resten holgura y den sensación de agobio. Aquí, la elección del lavabo con pedestal fue todo un acierto.

Juego de luces

Los cuartos de baño interiores carentes de ventanas, como este, precisan de recursos extra para ganar en luminosidad: colores claros, espejos y cristaleras.

Una bañera con encanto

En mercadillos puedes hallar piezas antiguas que, una vez restauradas, proporcionan un plus decorativo a los ambientes, como ocurrió en este baño con los espejos, la bañera y la ménsula.

Cestas para guardar todo

Cestas de fibra natural trenzada con gran capacidad. Son el modelo Natura, de House Doctor, en tres tamaños (65 € el conjunto).

Los cosméticos a mano

El gel, el champú, la mascarilla, la esponja, el jabón... Son muchos los productos que empleamos en el aseo diario. Pensando en nuestra comodidad, conviene tenerlos siempre a mano, bien en la repisa tradicional o en accesorios de rejilla como éste. En la bañera se puede optar por modelos que cubren todo el ancho y se fijan en los laterales; para la ducha existen diseños similares para colgar en la pared. Éstos últimos es recomendable fijarlos con una gotita de silicona.

Plano de cuarto de baño vintage

1. BAÑERA EXENTA. Una puerta acristalada comunica el dormitorio principal con el cuarto de baño. En un lateral, y pegada a la pared, se dispuso la bañera exenta. Sobre ella, un gran espejo rectangular con marco metálico labrado aporta elegancia al ambiente y refleja la luz que se cuela a través de la puerta de acceso, iluminando el interior, sin ventanas.
2. EN LÍNEA. Frente a la bañera se instalaron el inodoro y un lavabo antiguo, con pedestal y grifería cromada. Ambos elementos están separados por unas originales estanterías.
3 DUCHA DE OBRA. Se instaló en el retranqueo del baño, al fondo. El toallero se fijó en el murete que separa la ducha del lavabo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños