Un baño de inspiración vintage

Revestido con baldosas hidráulicas, este baño blanco y negro recrea con éxito la estética de los años 20. Solo la ducha nos devuelve al presente.

image
1 de 8
Lavabo de pedestal

Frente a la bañera y la ducha se colocó un lavabo de pedestal seguido del inodoro, con tapa de madera. Toda una serie de detalles que evocan la estética de tiempos pasados, potenciada por las baldosas hidráulicas del suelo. La puerta de acceso, corredera, amplía el espacio. Suelo, de Mosaic del Sur. Los sanitarios son de Arte Bronce.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Ducha con mampara acristalada

Una ducha actual con mampara acristalada conviven en perfecta armonía

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Bañera exenta

 Elegante bañera exenta de principios del siglo XX.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Columna de ducha

Aunque de estética antigua, los sanitarios y la ducha cuentan con las más novedosas prestaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Suelo hidráulico

Los revestimientos son clave a la hora de recrear un ambiente de otra época y que este sea creíble. Aquí se consiguió gracias a la empresa Mosaic del Sur, que fabrica baldosas hidráulicas con diseños y métodos tradicionales empleados a inicios del siglo XX.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Bañera exenta

La bañera exenta sobre patas rematadas en forma de garra (encargadas a un artesano británico), el lavabo y las griferías con mando de porcelana nos ayudan a viajar en el tiempo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Suelo hidráulico

Si eliges mosaico hidráulico para el suelo, asegúrate de que haya recibido un tratamiento que reduzca su porosidad. Recuerda que, una vez al año, conviene protegerlo con cera incolora. Baldosas hidráulicas, en 20 x 20 cm (desde 130 €/m2 en Trentino).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Plano del baño

De planta cuadrada con ducha y bañera. Los cuartos de baño de las viviendas antiguas, como en este caso, requieren una reforma completa. A pesar de sus reducidas dimensiones, se optó por colocar bañera y ducha, y se eligió una puerta corredera acristalada con el fin de que la luz se filtrara hacia el interior.

1. LAVABO E INODORO. A la derecha de la puerta de entrada se colocó un lavabo de pedestal rematado por un espejo sin marco con un pequeño estante de cristal para dejar los cepillos de dientes y otros accesorios. A continuación se dispuso el inodoro, con cisterna alta y cadena que evocan aquellos antiguos cuartos de baño de nuestras abuelas.
2. DUCHA ACRISTALADA. Frente al lavabo se instaló la ducha, con una mampara de puertas correderas. Dentro de ella, una repisa de esquina sirve para dejar la esponja y los geles de baño.
3. BAÑERA SEÑORIAL. Separada de la ducha por el radiador y una alfombra, la bañera exenta se ubicó junto a la ventana. Tumbada en ella, es una delicia admirar el fantástico suelo hidráulico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños