Zonas de lavabo de todos los estilos

Afeitado, lavado de dientes, maquillaje, peinado… ¡Todo lo que se hace delante del lavabo! Te mostramos diseños de diferentes estilos, con espacio para guardar productos de aseo y accesorios.

image
1 de 13
A la última

Este baño es un buen ejemplo de las tendencias de moda. El mueble con estructura de madera y puertas lacadas, el espejo redondo con asa y el cuadro con citas son piezas clave del estilo nórdico. En el suelo, los estampados geométricos en blanco y negro que evocan las losetas hidráulicas son lo último en revestimientos.
Lavabo, de Hi-Macs.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 13
Presume de lavabos

Los modelos que se colocan sobre la encimera tienen un diseño muy llamativo. Ten en cuenta que, al estar elevados, su altura es superior a la estándar. Busca grifos de caño alto y empotra los mandos en la pared: ¡el resultado será espectacular! Aquí, los lavabos circulares, la encimera de madera -impermeabilizada- y las lámparas de techo en lugar de apliques o focos, añaden encanto.
Lavabos circulares, de Hi-Macs.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 13
En un extremo

Para disponer de más espacio libre en la encimera, en este caso el lavabo se situó en un extremo. Lavabo, encimera y mueble forman parte de una misma pieza sin juntas. El toallero se colocó en el lateral, junto al lavabo, para facilitar la apertura del mueble y mantener la pureza de su diseño.
Lavabo, encimera y mueble, de DuPont Corian.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 13
Armario vertical

Alto y con poco ancho, es perfecto para completar el espacio de almacén en la zona de lavabo. El contraste entre el exterior, lacado en blanco con brillo, y el interior, en color topo, crea un atractivo juego cromático cada vez que se abre.
Mueble, de la firma Duravit.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 13
Los pequeños detalles

La zona de lavabo también puede tener encanto. Coloca flores en un jarrón: naturales si tiene ventana y artificiales si es interior. Cuelga en la pared un par de pequeños espejos con marcos llamativos -los diseños en forma de sol están de moda- y busca una toalla vistosa. Esta es de Nice Things.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 13
Lavabos ultra delgados

Realizados en cerámica de solo 5 mm de espesor, resultan ligeros tanto en el peso como visualmente. Su diseño slim contrasta con la contundencia de la encimera de mármol y de la balda situada debajo. En esta última se guardan las toallas y los accesorios, organizados en tarros de cristal.
Lavabos, de la firma Cielo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 13
Una distribución original

En este baño, el gran mueble suspendido con cajones marca la pauta a la hora de la decoración. Para ajustarse a su ancho, la encimera y el lavabo se alinearon hacia la izquierda, mientras que el espejo -un diseño vertical- se colocó a continuación. La distribución, en forma de L, y el contraste entre la madera del mueble y la encimera blanca, añade dinamismo al conjunto.
Mueble de la Colección 45, de la firma Birex.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 13
Lavabo de estilo retro

El encanto del pasado se recrea, en este caso, con un zócalo de lamas de madera pintadas en blanco y un papel con estampado toile de jouy. La grifería retro en dorado y los apliques de inspiración art déco completan el estilo.
Lavabo, de DuPont Corian.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 13
Con cajones y armario

Un modelo que combine armario y cajones permite aprovechar mejor el espacio. El primero es perfecto para guardar los productos de aseo y las toallas. Reserva los cajones para accesorios y cosméticos: con un organizador te resultará más fácil mantenerlos en orden.
Mueble de la colección Anima, de Roca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 13
Un baño para dos

Si en casa os levantáis a la misma hora, dos lavabos evitarán esperas irritantes. Fija un espejo sobre cada uno de ellos y añade un modelo de aumento en la zona donde vayas a maquillarte. Una barra corrida en el frente de la encimera resultará útil para tener a mano las toallas.
Lavabos y encimera, de DuPont Corian.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 13
Espacio de almacén… infinito

Un par de cajones debajo de cada lavabo, unidos por dos estantes, permiten organizar productos y accesorios por separado. La capacidad de almacén se multiplica gracias a un mueble de gran formato que alterna cajones y estantes, estos últimos equipados con cestas para ocultar a la vista lo que contienen.
Muebles de baño, de la firma Schmidt.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 13
Muebles en escalera

La disposición en forma de escalera de los tres módulos -cajón bajo el lavabo, módulo con dos estantes y un segundo cajón- añade dinamismo a este cuarto de baño. La composición formada por los cinco espejos potencia aún más este efecto.
Muebles de la colección Memento, de la firma Birex.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 13
Los grifos, en esquina

La simetría de esta zona de lavabo se ha roto, intencionadamente, al colocar los grifos a la derecha de cada lavabo. El predominio de la horizontalidad en el espejo y el mueble -con dos cajones bajo cada lavabo unidos por la encimera a juego- se compensa con los lavabos de forma oval y la grifería.
Lavabos, grifería y mueble de la serie L-Cube, de Duravit.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños