Renovar el baño con detalles infantiles

Desde el momento en que un niño utiliza el cuarto de baño es preciso adaptar el ambiente a su medida. Si no quieres hacer reforma cada dos por tres, inspírate en estos ejemplos con sabios toques infantiles que no implican obras.

image
1 de 12
Un baño para tres hermanos

Si puedes, asigna a cada niño su propio lavabo para evitar peleas. La interiorista Anna Generó colocó en este caso tres lavamanos sobre un Mueble de obra. Como ocupaban casi todo el espacio disponible, las griferías se empotraron en la pared, en un murete que oculta las cañerías. Además, la superficie del murete sirve de repisa para dejar los productos de aseo. Lavamanos, de la firma Duravit.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Color a gusto de todos

Si tu cuarto de baño tiene un zócalo de azulejos, ten en cuenta la opinión de tu hijo cuando elijáis el color de la pintura para la pared. Si con el tiempo te cansas, tú misma puedes pintar de nuevo en otro tono. Eso sí, combínalo con muebles blancos para que el ambiente no sea estridente. Muebles Faktum, en 60 x 80 cm (45 € cada uno) y espejos Stave (19,95 € cada uno), de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Accesorios infantiles

Cualquier truco vale si conseguimos que mejore la predisposición del niño al aseo. Juego de vaso, dosificador y jabonera (10 € aprox.). De D’Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Detalles pop

Esta báscula pop seguro que gusta, también, a los peques. La profusión de círculos de colores vivos suele atraer a los niños. Báscula de la firma D’Casa (6,20 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Un mueble a su medida

Con él se da más importancia a la zona del lavabo. Antes de encargarlo al carpintero, planifica el diseño. Ten en cuenta que, si el mueble no tiene puertas, el desagüe del lavabo debe ir a la pared en vez de al suelo, y las cañerías quedarán a la vista, por lo que deberán ser decorativas. Mueble lacado en blanco (650 € aprox.) y espejo (230 € aprox.) realizados por Fernando Castro. Grifería, de Buades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Detalles que le van a gustar

Negocia con tus hijos: tú eliges los sanitarios y ellos, un capricho a buen precio que les ayude a reconocer el baño como un espacio propio. Cubo, de Disseny Plus (21,18 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Encimera de cristal

Es fácil que los niños derramen agua cada vez que usan el lavabo. Protege el mueble con una encimera que resista la humedad, como el cristal. Para dar un aire infantil al baño, busca un toallero que tenga un sistema de anclaje estándar, para que en el futuro no tengas que hacer más agujeros en la pared. Mueble y encimera, de Gunni. Baño diseñado por Mercedes Sole y María Jesús Marcos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Para mantener el orden

Los productos de aseo que no caben dentro de los cajones se pueden almacenar en cajas. Reserva una para guardar los juguetes que meten en la bañera una vez que estén secos. Cajas, de D’Casa (55 €/4).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Sobre un escalón

Los peques no llegan al lavabo ni al espejo. Si no pueden abrir los grifos, es imposible que aprendan los hábitos de higiene. Lo mismo sucede si no llegan a las toallas. ¿La solución? Pon a su alcance un escalón o un taburete que se asiente con seguridad para que se suban siempre que haga falta. Aquí, las toallas se colgaron en los anclajes cromados que sostienen la encimera de cristal rojo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Taburetes para los niños

Es importante que el niño maneje bien el taburete para que su autonomía sea completa. Estos, de fibra de vidrio, son fáciles de transportar; en 42 x 31,5 cm de diam. (59,29 € c/u). De Balvi.
Los patitos de colores son percheros que se fijan a la pared. Cada uno mide 12 x 11,4 cm. Modelo Dududuck, de la firma Caselio (50,19 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Detalles para ellos

A los niños les encantan los motivos infantiles. Lo más práctico es organizar un baño con revestimientos y sanitarios de adulto, para no tener que hacer una reforma cuando los niños crezcan. Sin embargo, les harás felices si colocas algún complemento de diseño infantil que no implique obras, como éstos. Taburetes (4,99 € c/u) y peluches (4,99 €), de Ikea. Toallas y cestas, de Zara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Sensación de amplitud

Una forma de que los niños sean menos reacios a la limpieza es crear un ambiente agradable. Existen recursos para que el baño parezca más amplio, como un mueble suspendido o una mampara de cristal transparente en la ducha. Mueble (565 e aprox.) y lavabo doble Stark (607 € aprox.), ambos, de Duravit. Mampara con hojas correderas, de la firma Profiltek (60 €/m aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa