Detalles bonitos para ordenar el baño

Evita que toallas y otros artículos se acumulen en el baño y arruinen su decoración. Con estas ideas y detalles tendrás siempre cada cosa en su sitio.

image
1 de 12
Ten a mano los útiles de aseo a la hora del baño

con una bandeja en la que puedas colocar geles y jabones. Dedícate unos minutos y regálate un momento relajante que te libere del estrés: acompáñate de un buen libro y coloca unas flores, velas aromáticas o incienso para conseguir un ambiente envolvente y sensual. Bandeja cromada con espejo (58 € en Ordenatrium). Bañera y grifería, de Trentino.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Guarda los cosméticos

y otros artículos pequeños en baldas y cajones. Reserva la pared del lavabo para situar los mueblecitos en los que vayas a almacenar los productos que uses con frecuencia. Para que puedas acceder al contenido, fíjalos a la altura de tus ojos. De Ikea: estantería con cajones, Forhoja (29 e/4.825 ptas.) y balda Bekvam (2,99 €). Los botes son de Balda y las toallas, de Textura.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Hazte con un cesto para almacenar la ropa sucia.

Lo ideal es que tenga dos cestos independientes, de manera que puedas mantener separada la ropa blanca de la de color. Además, estos modelos, si bien ocupan más sitio que los sencillos, te permitirán aprovechar el sobre para dejar toallas y otros productos de aseo. Mueble de madera con dos cestas de lona (60 € en Balda).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Un armario realizado a medida permite sacar el máximo partido al espacio.

Puedes optar entre diversos materiales: maderas tropicales, Formica o, como en este caso, DM pintado en el tono que prefieras. Si incluye cajones, mantendrás los tarros y cosméticos a salvo del polvo. Mueble proyectado por Reyes Ventós. Toallero, de Cosmic. Toallas, de Bath Time.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Un armarito camuflado

El espacio que queda detrás del espejo del lavabo es un lugar perfecto para realizar un armario pequeño. Un fondo de unos 15 cm será suficiente para instalar una serie de baldas en las que puedas colocar productos de aseo o medicinas.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
¿Por qué misteriosa razón los productos cosméticos siempre acaban perdidos en el fondo de los cajones?

Eso, o repartidos por varios neceseres, lo que hace que dar con lo que buscamos sea casi una misión imposible. Para evitarlo, agrúpalos en una caja compartimentada y colócala en uno de los cajones del mueble del lavabo. Cuida que sea de un material fácil de limpiar. Caja de metacrilato (39,95 € en Ordenatrium). Mueble, de Trentino. Maquillaje, de L’Oréal.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
En baños donde la falta de metros disponibles no es un problema,

nada más práctico y cómodo que situar en una esquina una estantería con mucha capacidad de almacén. Estantería de Calamobel, en 080 x 0,35 x 1,65 m (283 € en El Globo Muebles). Lavabo Teorema, en 46 x 46 cm (284,91 €) y grifería Tibet (170,32 €) de venta en Trentino. Mesa (1.192 € en Grupo 13). Toallas, de Textura.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Aprovecha el espacio que queda detrás de la puerta del baño

con perchas o toalleros. Si no quieres estropear la puerta con agujeros, hazte con un modelo como éste, que se cuelga de la parte superior de la puerta. Toallero Grundtal, de Ikea (6,95 €).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Los muebles con el frente abierto

o los que combinan cajones y estantes son visualmente más ligeros, pero tienen menos capacidad de almacén. Para solucionarlo, complétalo con cestas de fibra -económicas y muy decorativas- en las que puedas guardar tus cosas, y deja espacio para colocar las toallas apiladas. Mueble, en 1,60 m de largo (3.585 € en Trentino). Botellero de fibra (23 € en Casa).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Si el lavabo de tu cuarto de baño

es de pedestal o no tienes sitio libre en la encimera para dejar vasos, botes o cestas, hazte con decorativos recipientes que puedas fijar en la pared y utilízalos para almacenar los cepillos de dientes y los peines. Recipientes de acero, con ventosas (11,90 y 23,50 € en Ordenatrium). Grifería (273,21 € en Trentino).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
¿Tienes un lavabo volado?

Una opción para ganar espacio de almacén es colocar un estante debajo y almacenar en él toallas y productos de aseo dentro de cajas o cestas. Asegúrate de que la balda sea a medida, para que no choque con el desagüe. Toallas, de Textura.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Los rollos de papel higiénico

se comercializan en incómodas bolsas que ocupan mucho sitio y restan un valioso espacio de almacén. Soluciónalo con una estantería de pared que te permita almacenar varias unidades. Si tu baño es muy pequeño, es preferible que los guardes en un portarrollos vertical y destines la estantería para otros productos de aseo. Mueble, de Ikea (29 €).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa