Muebles de lavabo e ideas para tener todo a mano

¡Necesitamos guardar tantas cosas en el baño! Resuelve el problema del almacenaje con muebles, ideas y soluciones planificadas alrededor del lavabo.

image
1 de 12
Muebles de baño retro

Un mueble antiguo puede dar un toque sofisticado al baño. Aquí, el lavabo suspendido se complementa con un coqueto tocador. En realidad es una consola antigua y un espejo, ambos recuperados y decapados en gris, que forman una pareja retro con mucho estilo. Cosméticos y productos de aseo se guardan en cajas y cestas sobre las baldas. ¿Te has fijado en el toallero? ¡Es un perchero antiguo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Lavabo crecedero

Los lavabos con un solo seno para dos personas son una tendencia de moda. Sin embargo, su ancho es mayor de lo habitual. La colección de muebles MiniMaxi, de la firma Stocco, parte de 120 cm, pero se le pueden añadir nuevos módulos hasta alcanzar un ancho total de 210 cm. Está disponible en dos alturas, 48 cm, con un cajón grande y otro interno, y en 64 cm, con dos grandes cajones de extracción total. El lavabo incluye la encimera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Mueble de lavabo multiuso

La altura interior de estos módulos supera la de un cajón estándar. De ahí que sea perfecta para almacenar tarros de gel y otros productos de gran tamaño. Apta para baños pequeños, la colección Caps, de la firma Mapini, sólo tiene 30 cm de fondo, pero su ancho está disponible desde 40 cm hasta 1,80 m. ¿Lo mejor? Sus posibilidades de organizar el interior. ¡Hasta existe un módulo zapatero!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Mueble de lavabo para mini baño

En poco espacio, pero sin renunciar al estilo. Es la serie Easy, de Vina -una marca de Grup Gamma- con acabados de calidad y diseño funcional. En tres medidas, 100, 80 y 60 cm, y en laca o wengué, (desde 99,9 €).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Mueble de lavabo compacto

Este modelo suspendido, de forma rectangular, combina una gran capacidad de almacenaje con la sensación de ligereza, que transmite un mueble que no llega al suelo. Se trata del modelo Ketho, diseñado por Christian Werner para la firma Duravit. Mide 44 x 44,5 x 55 cm y su única puerta en color blanco mate también está disponible en otros acabados: rojo granate, grafito y basalto (401,2 € aprox.). Sobre él, y perfectamente encajado, lavabo de la serie Starck 3, de la misma firma.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Lavabo con toallero

Su original estructura de acero incorpora un perfil redondeado que se adapta a la forma del lavabo y sirve para colgar las toallas. Se trata del modelo Ottocento, de la firma Agape. Preparado para adosarlo a la pared, incluye la preinstalación para empotrar la grifería en el muro. El lavabo tiene bordes redondeados y unas medidas de 70 x 50 x 19,6 cm. Además existe en versión suspendida, sin estructura (1.364 € en Gunni & Trentino).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Lavabo volado con balda

La originalidad de este diseño radica en su concepción de lavabo y balda como dos elementos independientes adosados a la pared que parecen flotar en el aire. En el modelo Band, de Grup Gamma, el lavabo y la balda combinan cristal negro de 19 mm y soportes de acero. Cada uno de los elementos mide 55 x 40 cm. Su precio aproximado es de 480 €, e incluye el sifón decorativo, un espejo y un aplique. La grifería monomando, también de la misma firma, tiene un precio de 79,95 € aprox.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Lavabo de líneas escultóricas

La belleza de un lavabo monobloque radica en un diseño continuo cuyos laterales se prolongan casi hasta el suelo. Este modelo de la colección Lab 01, de la firma Kos, mide 43,2 x 34,5 x 85 cm. Sus líneas tienen tal impacto decorativo que se convierte en una pieza digna de ser exhibida. Pero ¿y dónde se colocan, entonces, los productos de aseo? Una solución consiste en realizar una balda volada: servirá de pedestal para realzar la belleza del lavabo al tiempo que desempeñará una misión práctica imprescindible en el cuarto de baño.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Lavabo para baños pequeños

Cada detalle de este mueble está pensado para ser útil en un espacio reducido. Su forma redondeada facilita la circulación dentro del cuarto de baño; las puertas, al ser curvas, no chocan contra otros sanitarios aunque éstos se encuentren muy cerca del lavabo; y sus medidas, 60 cm de ancho por sólo 35 cm de profundidad, encajan incluso en ambientes mini. Mueble Chat, de la serie Tattom (399 € aprox.). Es de la firma Grup Gamma.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Mueble de lavabo con doble capacidad

¿Sois una gran familia y necesitas mucho espacio para guardar todo lo que tienes? El modelo Songe, de la firma Sonia, dispone de módulos que se pueden instalar independientes o apilados. En el caso de colocar más de uno, valora la posibilidad de combinar muebles de distinto ancho: el ambiente no resultará tan recargado y tendrás una composición dinámica. Con un ancho máximo de 1,20 m, todos los módulos tienen 0,45 m de fondo y 0,47 m de alto. Están disponibles en laca de colores y en acabado madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Mueble de lavabo súper útil

Las opciones de almacenaje de este baño son múltiples: un mueble con puertas y con un lateral con estantes abiertos, además de ganchos para colgar, y un armario de pared con puertas de espejo. Todo, súper útil. Serie Lillangen, de Ikea: armario con frentes de espejo y estantes (89,50 €); y mueble con dos puertas, estantes y lavabo (217,68 €).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Lavabo con mueble suspendido

Su diseño, geométrico, ordena el espacio y transmite la sensación de que todo está bajo control en el baño. El modelo Play, de la firma Sonia, mide 60 x 46,5 x 58,2 cm y está disponible en otros colores. Corresponde a la tipología de muebles suspendidos: son diseños que no se prolongan hasta el suelo, no tienen patas, sino que se anclan a la pared. Si te decides por ellos, ten en cuenta que la instalación de fontanería se debe realizar en el muro. En el caso de que reformes el baño y quieras suprimir un modelo antiguo de pedestal, añade una partida extra para cambiar el pavimento, ya que los muebles suspendidos no ocultan las marcas que el sanitario antiguo dejó en el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa