Cómo aprovechar los baños pequeños

Ninguno de estos cuartos de baño llega a 5 m². Pero todos tienen una distribución bien planificada que evita la sensación de ahogo y saca partido al espacio. Si quieres saber cómo aprovechar baños pequeños, fíjate en los planos: seguro que en ellos encuentras ideas para aplicar al tuyo.

image
1 de 10
Un baño adaptado a los pilares

La encimera volada se prolongó hasta el pilar; debajo quedó espacio para colocar una papelera y el cesto de la ropa. La ducha -también con un retranqueo- se situó a la izquierda, con una zona de secado. Para que el cuarto de baño, de 4,32 m², pareciera más amplio, en la ducha se instaló una mampara de cristal. El inodoro se colocó a la derecha para que, al abrir la puerta, quedara oculto. Baño ideado por ReHabitar Gestión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Un baño en forma de U

Es posible organizar un cuarto de baño completo en sólo 4,56 m², sobre todo si la puerta queda centrada. Aquí, el bidé y el inodoro se situaron a la izquierda para que pasaran desapercibidos al abrir la hoja. Al fondo se colocó la bañera. A la derecha se ubicó el lavabo, semiencastrado en una encimera cuyo fondo se estrecha para facilitar el paso hacia la bañera. Debajo, se instalaron baldas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Un baño de planta estrecha

Bastan 3,48 m² para distribuir un cuarto de baño. Éste, reformado por Luis García Martínez, del Estudio 10 x 10 Arquitectura, sólo tiene 1,2 m de ancho, pero fue suficiente para organizar los sanitarios en línea. Al fondo se situó la ducha, separada por una hoja de cristal. A su lado se colocó el inodoro. A continuación se instaló un lavabo volado que potencia la sensación de ligereza, imprescindible en baños pequeños. Del lavabo parte una encimera con poco fondo. Como faltaba espacio de almacén, en el retranqueo que había junto a la puerta se hizo un armario empotrado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Con un murete

En este cuarto de baño de 4,6 m², el lavabo se separó de la ducha mediante un muro a media altura, rematado por una hoja de cristal sin perfiles, que aligera el ambiente. Además, la puerta de paso se sustituyó por una corredera con el sistema Scrigno -que se empotra dentro de un armazón- y que evita perder espacio. El lavabo se situó a la izquierda, al fondo se ubicó la ducha con zona de secado, y a la derecha, el inodoro y el bidé en línea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Un baño con los sanitarios en línea

Es una buena solución cuando la planta es alargada y estrecha. Así se hizo en este cuarto de baño de 3,75 m². Primero se situó el lavamanos, que se encastró en una encimera volada de DM teñido de wengué. El inodoro se independizó de la zona de lavabos por un murete de obra en el que se apoya la encimera. La bañera se ubicó a continuación, con una mampara de cristal que no obstaculiza el paso de la luz desde la ventana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Un baño adaptado a los pilares

La encimera volada se prolongó hasta el pilar; debajo quedó espacio para colocar una papelera y el cesto de la ropa. La ducha -también con un retranqueo- se situó a la izquierda, con una zona de secado. Para que el cuarto de baño, de 4,32 m², pareciera más amplio, en la ducha se instaló una mampara de cristal. El inodoro se colocó a la derecha para que, al abrir la puerta, quedara oculto. Baño ideado por ReHabitar Gestión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Con un murete

En este cuarto de baño de 4,6 m², el lavabo se separó de la ducha mediante un muro a media altura, rematado por una hoja de cristal sin perfiles, que aligera el ambiente. Además, la puerta de paso se sustituyó por una corredera con el sistema Scrigno -que se empotra dentro de un armazón- y que evita perder espacio. El lavabo se situó a la izquierda, al fondo se ubicó la ducha con zona de secado, y a la derecha, el inodoro y el bidé en línea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Un baño con los sanitarios en línea

Es una buena solución cuando la planta es alargada y estrecha. Así se hizo en este cuarto de baño de 3,75 m². Primero se situó el lavamanos, que se encastró en una encimera volada de DM teñido de wengué. El inodoro se independizó de la zona de lavabos por un murete de obra en el que se apoya la encimera. La bañera se ubicó a continuación, con una mampara de cristal que no obstaculiza el paso de la luz desde la ventana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Un baño en forma de U

Es posible organizar un cuarto de baño completo en sólo 4,56 m², sobre todo si la puerta queda centrada. Aquí, el bidé y el inodoro se situaron a la izquierda para que pasaran desapercibidos al abrir la hoja. Al fondo se colocó la bañera. A la derecha se ubicó el lavabo, semiencastrado en una encimera cuyo fondo se estrecha para facilitar el paso hacia la bañera. Debajo, se instalaron baldas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Un baño de planta estrecha

Bastan 3,48 m² para distribuir un cuarto de baño. Éste, reformado por Luis García Martínez, del Estudio 10 x 10 Arquitectura, sólo tiene 1,2 m de ancho, pero fue suficiente para organizar los sanitarios en línea. Al fondo se situó la ducha, separada por una hoja de cristal. A su lado se colocó el inodoro. A continuación se instaló un lavabo volado que potencia la sensación de ligereza, imprescindible en baños pequeños. Del lavabo parte una encimera con poco fondo. Como faltaba espacio de almacén, en el retranqueo que había junto a la puerta se hizo un armario empotrado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños