Seis cuartos de baño con ducha (y los planos)

La ducha ya no se considera una opción de segunda categoría, relegada a los cuartos de baño pequeños. Hoy se percibe como un elemento de relax, más cómodo que la bañera, que encaja en los espacios más funcionales. Te proponemos 6 ejemplos de distribución con sus planos.

Cuartos de baño con ducha
DR
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un cuarto de baño con ducha de 5,8 m²

En este baño, de casi 6 m², la ducha se prolongó de pared a pared frente a la puerta de entrada. Aunque ocupa una gran superficie, no reduce el espacio gracias a la mampara de cristal y al suelo, que es una prolongación del pavimento del baño. El inodoro se situó a la izquierda, y a la derecha, se ubicó el bidé, que queda oculto por el mueble del lavabo.

Te interesa: LOS MEJORES BAÑOS

Plano: Un cuarto de baño con ducha de 5,8 m²

Así es su plano

Un cuarto de baño naranja de 4,60 m²

Una mampara con puertas correderas facilita el acceso a una ducha situada en esquina. Es el caso de este baño, de 4,60 m². La ubicación de la puerta de entrada y de la ventana llevó a una distribución de los sanitarios en dos frentes paralelos: a un lado, los lavabos y al otro, el indoro y la ducha en esquina, con una mampara con hojas correderas.

Plano: Un cuarto de baño naranja de 4,60 m²

Así es su plano.

Un baño con mampara fija de 5,94 m²

La distribución en forma de U es adecuada para los cuartos de baño que tienen la puerta en el centro, ya que, al adosar los sanitarios a lo largo de tres paredes, en el centro queda un espacio libre que transmite sensación de desahogo. Como en este baño, de 5,94 m², en el que debajo de la ventana se colocaron el bidé y el inodoro, en línea. Frente a la puerta se ubicó el lavabo. A la derecha se situó un plato de ducha de gran formato y una mampara de cristal de una hoja fija, encargada a un cristalero.

Te interesa: BAÑOS A LA CARTA: 4 EJEMPLOS PARA QUE ELIJAS BIEN TU ESTILO

Plano: Un baño con mampara fija de 5,94 m²

Así es su plano.

Un baño en blanco y negro de 3,50 m²

Con una distribución en línea y algunos efectos visuales, un baño pequeño parece más amplio. En éste, de 3,5 m², el lavabo y el inodoro se ubicaron en la pared de la izquierda, que tiene más fondo, y al final se situó un plato de ducha extraplano, separado por una hoja fija de cristal. Tanto el mueble de lavabo como el inodoro -suspendido y con cisterna empotrada- parecen flotar.

Te interesa: 10 BAÑOS QUE NO TENDRÍAMOS JAMÁS

Plano: Un baño en blanco y negro de 3,50 m²

Así es su plano.

Un baño con paredes en naranja de 2,20 m²

Un baño con ventana permite disfrutar de una iluminación con encanto. Por ello, conviene adaptar la distribución para que ningún elemento interrumpa la entrada de luz natural. En este baño, de 2,20 m², la ducha de obra se situó al fondo, junto a la ventana, y se independizó con una mampara de cristal. Así no se frenó el paso de la luz hacia el bidé y el inodoro, enfrentados, ni hacia el lavabo, encastrado en un mueble que se situó a la izquierda de la puerta.

Plano: Un baño con paredes en naranja de 2,20 m²

Así es su plano.

Un baño amplio de 11,55 m²

En espacios muy amplios se puede colocar un plato de ducha además de una bañera, aunque no tienen por qué estar alineados. Por ejemplo, en este espacio abuhardillado de 11,55 m², la inclinación del techo influyó en la distribución de los sanitarios. En la parte baja se colocaron el inodoro y el bidé, en la zona con más altura se situó la ducha y, entre ambas, se ubicó el lavabo. A la izquierda de la puerta se instaló la bañera, flanqueada por repisas.

Te interesa: UN PRECIOSO CUARTO DE BAÑO CON DOBLE CABINA DE DUCHA

Plano: Un baño amplio de 11,55 m²

Así es su plano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas